martes, 12 de agosto de 2014

PGR aclara datos de la detención de Juan Carlos Moreno Anaya

PGR aclara datos de la detención
de Juan Carlos Moreno Anaya
Vinicio Portela Hernández
Tras la detención de Juan Carlos Moreno Anaya, en su calidad de representante legal de la organización de la sociedad civil “Alianza Campesina del Noroeste, la Procuraduría General de la República da a conocer las siguientes aclaraciones:
Primero: no existe Delegación de la Procuraduría General de Justicia de Chiapas, como manejan en algunos medios. Lo correcto  es Delegación Estatal de la Procuraduría General de la República (PGR) en Chiapas.
Segundo: fue una denuncia interpuesta por el jurídico de la Secretaría de Desarrollo Social en el Estado de Chiapas (Delegación de la Sedesol) ante la Delegación Estatal de la PGR en Chiapas.
Tercero: la cantidad es por más de dos millones mil 562 de pesos con 50 centavos ($2, 001, 562.50). Y no por más de cinco millones 425 mil pesos, como también se cita en algunos medios.
Cuarto: se cumplimenta la orden de aprehensión, otorgada por el Juzgado Segundo de Distrito con sede en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, en contra del C. Juan Carlos Moreno Anaya, en su calidad de representante legal de la Organización de la Sociedad Civil “Alianza Campesina del Noroeste, como probable responsable de la comisión del ilícito de peculado, previsto y sancionado  en el Código Penal Federal. Por lo que el día 12 doce del mes de agosto del año en curso, elementos de la Policía Federal Ministerial, adscritos a la subsede de San Cristóbal de las Casas, cumplimentaron orden de aprehensión en contra de Moreno Anaya.
Quinto: lo anterior luego de las investigaciones realizadas por la Agencia de Investigación Criminal y cumplimentada la orden de aprehensión por elementos de la Policía Federal Ministerial de la PGR, en el domicilio ubicado en la Avenida Juan Sabines, de la colonia La Salle en Tuxtla Gutiérrez.

Sexto: una vez iniciado el formal proceso, de acuerdo a los términos de ley, se determinará si el posible culpable, podrá gozar de algún beneficio para reparar el daño, en este caso, la caución.