martes, 14 de mayo de 2013

Mano dura al transporte público


En Síntesis…
Mano dura al
transporte público
Vinicio Portela Hernández
Cuando es de quejarse no hay quien les gane a los transportistas, todo lo quieren “peladito y en la boca”. Pese a que la gran mayoría ofrece un pésimo servicio, pone en peligro a la ciudadanía y no cumple ni con lo más mínimo de permisos de tránsito, los “pulpos” siempre quieren sacar raja, quieren hacer de las suyas.
Ahora que la Secretaría del Transporte le está poniendo mano dura, muchos de los que se denominan “trabajadores del volante” se les escurre las lágrimas y se lamentan entre ellos la actitud disciplinaria que instauró el nuevo titular Mariano Rosales que no está dejando pasar ninguna violación al reglamento.
Y es que en estas últimas horas, los transportistas vivieron en carne propia como se está marchando esos tiempos de impunidad en los que estuvieron languidecidos por mucho tiempo.
Mariano Rosas está poniendo orden en la ST y con la implementación de operativos al trasporte público ha permitido que 154 vehículos en Tuxtla Gutiérrez y 101 más en Tapachula se hayan remitido al corralón por irregularidades en su documentación, problemas mecánicos, otros que incurrieron en la piratería, que no contaban con póliza de seguro o circulaban sin el certificado de actitud que expide la misma Secretaria de Transportes.
Claro que a esta actitud de conservar el estado de derecho y de aplicación irrestricta la reglamentación enfureció a más de uno de los “pulpos” que operaban de manera anómala, pero al parecer la instrucción del Gobernador del Estado, Manuel Velasco Coello, es que la ST “apriete la tuerca” y no dejar que la arbitrariedad reine en ese sector.
En el operativo efectuado en Tuxtla Gutiérrez remitieron al corralón 154 unidades de los cuales 50 vehículos eran de los denominados “piratas” entre taxis, urvans y autobuses, además 41 colectivos y 63 taxis, infraccionados principalmente por falta de permiso o autorización para prestar servicio público, por no portar licencia, porque los vehículos no estaban en buenas condiciones mecánicas, por circular con placas sobrepuestas, por no tener la póliza de seguros vigente, por no tener permiso de ruta según el caso y por no contar con el certificado de actitud.
Y es que antes consentían mucho a los transportistas, a los cuales se les permitía seguir circulando y acumulando infracciones con el sólo hecho de retirarle las placas.
Pero el proceder mafioso de los “disque” empleados del volante no hacían caso a estas advertencias administrativas, por lo que ahora son remitidos al corralón, haciendo respetar la reglamentación y teniendo la seguridad de que los que cometieron una violación a la reglamentación tendrán que remediarlo de inmediato a fin de que puedan seguir circulando sus unidades.
Pero los concesionarios y sus agrupaciones gremiales también tienen una doble cara, por un lado piden y exigen que estos operativos se realicen y que tengan resultados expeditos, pero por otra parte quieren estar exentos de la aplicación de esta misma, quieren picaporte.
Además de que las organizaciones de trasportistas se han dedicado por mucho tiempo a la propagación de la piratería, ya que muchas de estas “apadrinan” a otras organizaciones que no tienen concesiones y buscan operar al margen de la legalidad.
Los “pulpos” van a tener mucho que pensar porque la nueva actitud de la administración de Velasco Coello no les va a permitir los “favores” que en antaño gozaban.
Mariano Rosales se puso la camisa para sudarla con la labor diaria y las instrucciones del mandatario estatal, que de cumplirse a la letra de la norma a la larga esta rendirá sus frutos a favor de la población que siempre paga los platos rotos de los excesos de ambición de los concesionarios del transporte público.

Las mentiras de Samy
El alcalde capitalino Samuel Toledo Córdova Toledo se está consumando como uno de los más mentirosos entre los presidentes municipales de Chiapas.
Mientras hace declaraciones en los medios locales de que el Ayuntamiento de Tuxtla Gutiérrez está completamente en quiebra, por otro lado puede ofrecerles a las madres burócratas municipales un desayuno y regalos con un costo de más de 300 mil pesos.
“Samy” jura y perjura que no tiene ni un peso en las arcas, pero se puede estar robando el dinero de los Bomberos que provienen de las donaciones de más de 180 mil usuarios a quienes le cobran a lo chino dos pesos por recibo del Sistema Municipal de Agua potable y Alcantarillado.
La popularidad de Córdova Toledo está por los suelos, los tuxtlecos lo consideran como un títere que no puede resolver los problemas sustanciales de la capital del estado dejando a la zozobra a la administración del Ayuntamiento.
Pero los que también brillan por su ausencia son los diputados Noé Castañón Ramírez y Emilio Salazar, quienes representan a la población capitalina y que no han llamado a cuentas al Edil mentiroso.
Los Legisladores estarán siendo cómplices del Presidente Municipal, Samuel Toledo, si permiten que la corrupción y la inoperancia continúen en la capital chiapaneca.
Mientras que la “tuxteclada” se pregunta ¿hasta cuándo?.

Terminé
Comentarios en:
vinicioportela@gmail.com
vypher55@yahoo.com.mx
Twitter: @VinicioPortela
Blog: vinicioportela.blogspot.mx