lunes, 6 de mayo de 2013

Liberen a Patishtán Manuel Velasco


En Síntesis…
Liberen a Patishtán: 
Manuel Velasco
Vinicio Portela Hernández
La voz firme del Gobernador Manuel Velasco Coello se ha hecho escuchar nuevamente con respecto a la necesidad de liberar al indígena tzotzil Alberto Patishtán Gómez, recluido en el penal número 5 de San Cristóbal de las Casas y cuyo caso ha llamado la atención de diversas organizaciones defensoras de los derechos humanos nacionales e internacionales.
El caso de Patishtán ha sido tema de numerosas expresiones solidarias, entre las que destaca la del Jefe del Ejecutivo estatal, que demuestra su humanismo y acendrado espíritu de apego a la justicia.
Excarcelar al profesor acusado de diversos delitos graves, es un imperativo para restituir la confianza de la sociedad en sus instituciones; eso lo sabe el mandatario chiapaneco y por ello desde su alta investidura se ha pronunciado en diversas ocasiones, e incluso ya lo visitó recientemente en su reclusión, donde dialogo con él y le manifestó la esperanza de su administración de que logre alcanzar su libertad.
Esta actitud encomiable asumida por el joven gobernante no es fortuita, se inscribe en su vocación de respeto a las mejores causas, sobre todo a su sensibilidad para escuchar y atender los reclamos de la sociedad, y este es uno de los más sentidos.
Obviamente que la decisión directa no es de su competencia, ya que existen en nuestro país las instancias mandatadas por la Constitución como son las de procuración de justicia, en éste específico del Tribunal Colegiado de Circuito perteneciente al Poder Judicial Federal.
Aún así, el pronunciamiento reiterado que ha hecho Manuel Velasco Coello es sinónimo de que ésta pendiente y sabe de que es necesario que prevalezcan las líneas de la ley y la justicia, con el acento de que el procesado injustamente es indígena, núcleo  social a quien Velasco Coello ha dado muestras no solo de aprecio sino de defensa de sus intereses, tal y como lo ha demostrado en innumerable ocasiones.
Es la primera vez que un gobernador intercede públicamente y sin inhibiciones de poder ante un procesado indígena, cuya presunción de inocencia contiene certeza suficiente para no solo pedir, sino exigir su libertad, porque como bien lo ha manifestado, es un acto de justicia.
El nuevo exhorto hecho por Manuel Velasco Coello, coincide con la visita de trabajo que realizó al municipio de Simojovel, lugar de origen del indígena preso, y quien seguramente valora la solidaridad manifiesta del mandatario.

INEGI día de las madres
En 2010, del total de mujeres de 15 años y más, 71.6% han tenido al menos un hijo nacido vivo.
Entre 1960 y 2009 la tasa global de fecundidad disminuyó de 7 a 2.4 hijos por mujer.
En 2011 ocurrieron 48 defunciones maternas en las mujeres de 15 a 49 años por cada cien mil nacidos vivos.
En 2010, la preeclampsia es la principal complicación de emergencia obstétrica en las mujeres 15 a 49 años (52.3 por ciento).
En 2011, del total de defunciones por complicaciones de emergencia obstétrica, en mujeres de 15 a 49 años, 31 de cada 100 son por hemorragias posparto.
En 2012, la tasa de participación económica de las mujeres de 15 años y más con al menos un hijo nacido vivo es de 44.1%, de las cuales, 97.9% combina sus actividades extradomésticas con los quehaceres domésticos.
Las mujeres de 12 años y más que declararon tener al menos un hijo sobreviviente y con una situación conyugal de no unión, 45.9% se encuentran en situación de pobreza multidimensional y de éstas 20.2% presentan pobreza extrema.

Chascarrillo
Llega un político mexicano al purgatorio y un ángel le pide que espere en una habitación llena de relojes mientras averigua a dónde debe ir.
Mientras espera se da cuenta de que cada reloj tiene el nombre de un país y caminan a diferente ritmo, cuando ve pasar a un ángel le pregunta qué significan esos relojes a lo que éste contesta que los relojes caminan de acuerdo al grado de corrupción del país al que pertenecen.
Entonces el político se acerca y observa que el de Suiza va demasiado lento, el de China un poco más rápido y así observa todos, pero se da cuenta de que no está el de México, por lo que se siente orgulloso.
Cuando el ángel regresa por él, el político obviamente con presunción, le dice al ángel:
-“¡Que gusto me da que en México no existe la corrupción, porque no vi un reloj con su nombre!”-
A lo que el ángel contesta:
-“El de México está en el techo, ese lo usamos como ventilador”-.

Terminé
Comentarios en:
vinicioportela@gmail.com
vypher55@yahoo.com.mx
Twitter: @VinicioPortela
Blog: vinicioportela.blogspot.mx