jueves, 25 de junio de 2015

El aborto una decisión libre de la mujer

El aborto una decisión libre 
de la mujer: Selene Domínguez 

** Tenemos que tener educación sexual para decidir, anticonceptivos gratuitos para no abortar y el aborto legal para no morir.

Vinicio Portela Hernández
Hay más de 700 mujeres presas por haber abortado en México, hay una criminalización al libre derechos de las mujeres a disidir sobre sus cuerpos, así lo informó en entrevista exclusiva Selene Domínguez, quien pertenece a la asociación Iniciativas Feministas México.
La activista social, señaló que este es un problema que tiene varias vertientes y una de ellas es que no existe en el sector salud el apoyo de regalar anticonceptivos, ya que estos son muy escasos y los que están los sustraen los propios empleados de las clínicas y hospitales para venderlos, ya que tiene costos muy altos. 
“Sino tenemos anticonceptivos y el estado mexicano no se está haciendo responsable, aunado a ello está creciendo la corrupción en las instituciones encargadas de hacerles llegar todo estos materiales a la gente, qué debe garantizar el estado, el aborto legal, el aborto no debe ser criminalizado, el estado no quiere ver el problema de miles de mujeres, sobre todo las mujeres que viven en las comunidades en condiciones de precariedad que se ven obligadas a ser madres”.
Ante este problema a nivel nacional, la feminista señaló que en nuestro país se sigue realizando prácticas de discriminación y señalamientos hacia las mujeres que recurren al aborto y por ello han estado trabajando en una campaña por dos hechos ocurridos recientemente y que son ejemplos del ataque que deben vivir las miujeres.
“Esta campaña se llama Yo Aborté, Denúnciame Esta, cuál es el sentido: a principio del mes, una chica en Aguascalientes, de 14 años, subo unas fotos a sus redes sociales y sus amigos la empezaron a molestar porque se veía muy panzudita, y ella en broma dijo que estaba embarazada y luego sube otra foto donde se ve con el abdomen plano y dice que ya abortó. Sorprendentemente los medios de comunicación retoman eso y lo denuncian socialmente de manera excesiva al difundir la información y la empiezan a criminalizar en las redes sociales. Lo grave no solamente es eso, lo grave es que dieron datos personales reales, entonces la niña fue agredida en las calles por la gente de ProVida. Se desató una serie de comentarios de odio, además de que en su escuela también fue amenazada, sufrió Bullyin, fue denostada, todo esto hizo que dejara de salir de su casa, incluso dejó la escuela.”
En un segundo caso, cuenta Selene Domínguez, que tomó relevancia nacional, dos mujeres que fueron encarcelas y sentenciadas excesivamente, una por practicarse un aborto y la otra por asistirla, esta última fue violada por policías a manera de escarmiento.
“A la par se viene el caso de dos mujeres en Ciudad Juárez, María Guadalupe y Antelma, son dos obreras que trabajan en la maquila y ganan 700 pesos a la semana, mujeres muy pobres, María Guadalupe es una madre soltera de tres hijos, porque el esposo abandonó a la familia, entonces decide abortar y Antelma la decide apoyar. Las denuncian y comienza en el estado una criminalización total, un excesiva fuerza para aplicar la ley, en Ciudad Juárez es una pena mínima es seis meses y el Juez aplicó una máxima  de dos años y medio a Antelma por inhumación y un año a María Guadalupe por abortar. Esto es muy grave por qué, no solo por la criminalización que se hace a estas mujeres por decidir, Antelma fue violada dentro de las instalaciones de policía y esto lo hacen como una forma correctiva, llamémoslo así, como diciendo: tu hiciste esto, eres una asesina, abortaste pues ahora te vamos a violar, para que sientas lo que sufrió ese bebé. De hecho Antelma llegó a su audiencia en silla de ruedas porque no se podía parar.”
Ante estos dos casos de criminalización, mujeres de la república mexicana decidieron realizar la campaña Yo Aborté, Denúnciame Esta, en la que participan chiapanecas, donde pretenden realizar un cambio de conciencia en la sociedad y una reforma ante el estado.
“Esta idea surge en el Distrito Federal, con varias organizaciones feministas y a nosotras nos invitan como parte de Iniciativas Feministas México. Y esta campaña qué es lo que pretende, esta campaña pretende exigirle al estado Méxicano que deje de criminalizar a las mujeres por abortar, que asuman la responsabilidad que tiene con respecto con la educación sexual, que debe estar libre de estigmas, libre de cuestiones religiosas y que debe darse educación sexual en las escuelas. La gente me dice: la educación sexual siempre ha habido, no, hay educación reproductiva, porque ahí te enseñan que es un pene, que es una vagina, cómo se hace un bebé, pero no te están enseñando con claridad como vas a prevenir.”
La feminista aseguró que para abortar no se le pide permiso al Gobierno, las mujeres libres lo hacen, pero esto es un privilegio que gozan las que tienen los recursos económicos para hacerlo pero que hay otras tantas, la mayoría, que no puede acceder a estos procedimientos y terminan muertas.
“Muchas mujeres, como es mi caso, que somos emancipadas, insumisas, que trabajamos el tema de género, que nos dedicamos a apoyar a otras mujeres, podemos tomar la determinación de abortar sin pedirle permiso al estado, yo no necesito al estado para abortar yo si quiero aborto, el estado no me va a permitir nada no le voy a pedir permiso, pero una gran mayoría de las mujeres no pueden hacer uso de estos derechos por la falta de recursos económicos y que el estado mexicano debe garantizar, que es la salud de las mujeres, y además que desafortunadamente lo hacemos como un privilegio, por ahí leí un cartel que decían: Cuando se trata de abortar las mujeres ricas viajan, porque es cierto, porque en el Distrito Federal el aborto es legal muchas mujeres viajan para abortar y las pobres se desangran, y es cierto, porque hay miles mujeres muriendo precisamente por eso y es que el estado no ha querido ver la despenalización del aborto porque no lo ha querido ver como un problema de salud pública.”
Pero este no es solo un problemas de las mujeres, el aborto también es un tema masculino, del cual Selene Domínguez critica la forma de pensar de los varones, los cuales pretextan que los embarazos no planeados fueron estrategias que utilizan las mujeres para casarse, pero que ellos también tienen responsabilidad al no utilizar un método anticonceptivo.
 “La educación sexual también se le debe de dar a los hombres, porque en México vemos la paternidad nada más como la mera filiación a través del apellido o a través de lo que nos proveen económicamente. Y ocurre una paradoja muy extraña, por un lado si eres el padre si te involucraste en la reproducción, sin embargo solamente lo hacen en el momento de engendrar, pero todo ese trayecto que existe para que nazcan los hijos y las hijas, por lo general en los hombres hay una especie de desobligación, en nuestro modelo patriarcal que nosotros tenemos los hombres dicen: yo no quería ser padre, me atraparon, solo lo hizo para que me casara con ella, en los embarazos que aveces no se desean. Yo digo que ya es momento que los hombres también exijan que también hayan anticonceptivos para ellos para controlar la reproducción.”
Para la colaboradora de Iniciativas Feministas México, las instituciones de salud deberían estar más involucradas en el tema y dar las herramientas necesarias para romper con el círculo vicioso de ignorancia, falta de anticonceptivo y criminalización que lleva a las mujeres a optar por la clandestinidad.
“Debemos hablar con los titulares de la Secretaría de Salud, porque evidentemente tiene que llegar el momento, ellos deben garantizar este conjunto de necesidades, tenemos que tener educación sexual para decidir, anticonceptivos gratuitos para no abortar y el aborto legal para no morir. Este es un entramado que el gobierno le debe de entrar y por un principio debe de despenalizar el aborto, eso el lo primero que se debe hacer”.
Solventando estas asignaturas, el estado mexicano podría parar las muertes de las mujeres, dijo la feminista, ya que al legislar en contra del aborto es tanto así como querer meterse a los cuerpos de las mujeres ya que es un derecho fundamental pero el Gobierno debe garantizar que este derecho se cumpla sin que afecte la religión o la moral de las autoridades.
“No se qué te parecería, ridículo o correcto, que te digieran: a qué edad te debes hacer la vasectomía o después de tener un hijo te deberías hacer la vasectomía. Creo que cuando empiezan a legislar sobre tu cuerpo, el Estado se está metiendo en un terreno que no se debe tocar y que además también vivimos en un estado laico y pareciera que los gobernantes por ser de tal o cual fe van a empezar a decidir sobre nosotras en razón de su fe y eso es totalmente ilógico, nosotras queremos el derecho a decidir, incluso hay un grupo religioso que se llama Católicas por el Derecho a Decidir que busca que las mujeres tengan libres elecciones, lejos de religión y lejos del estado. Lo segundo sería, y no menos importante, es la salud, las mujeres debemos abortar en condiciones salubres, en condiciones legales y además debemos evitar los abortos clandestinos, la prohibición del aborto no significa que nadie aborte, no, las mujeres siguen abortando nada más que desafortunadamente o se mueren o ponen en un gran riesgo su salud. La Otra cuestión es que no se nos criminalice, ni por el estado, ni socialmente, en este último caso hay muchas mujeres y hombres que están totalmente en contra del aborto, porque ellas piensan que una célula equivale a un ser humano y esto no es real, la gente opina desde su concepto de religión, nosotras lo que pretendemos es quitar este estigma de las mujeres que están decidiendo de su propio cuerpo y que tengan la libertad de decidir sus maternidades.”
Por último, Selene Domínguez, colaboradora de Iniciativas Feministas México, enfática expresó que la despenalización del aborto no haría que todas las mujeres abortaran, sino se cumpliría un principio de equidad para que todas pudieran acceder a decidir sobre su cuerpo y maternidad libremente, sin las presiones sociales, legales, económicas o religiosas y con ello salvaguardar la salud reproductiva de miles de mujeres que escogieron interrumpir un embarazo por la razón que sea.

“No significa que despenalizar el aborto todas vamos a abortar, por ejemplo el contrato matrimonial esta establecido como un derecho y el cual tú puedes hacer uso, pero sí tu no te quieres casar nadie te puede obligar a casarte, lo mismo ocurriría con esto, van a ver muchas mujeres que van a querer ser madres y está bien, yo fui madre a una edad temprana y yo lo decidí, y todas las mujeres deberían de decidir libremente sus maternidades. Lo otro es que no se trata de que el aborto se use como un método anticonceptivo, pero estamos de acuerdo que hay mujeres que su sustento diario es 100 pesos, sí bien lo logran, pero un anticonceptivo te cuesta más de 200 pues no lo va poder comprar, entonces que va hacer se embaraza, porque tampoco le puedes decir que no tenga relaciones sexuales, no se lo pueden negar, sin embargo no está en condiciones de decidir libremente porque al no tener un anticonceptivo y los hombres al no tener una cultura del uso del condón, entonces no pueden controlar la reproducción y se llenan de hijos y eso incrementa los índices de pobreza, las familias más pobres son las que más hijos tienen, porque no tienen  forma de acceder al control de la natalidad, no tienen la forma de acceder a un aborto, porque los abortos cuestan más de cinco mil pesos, cuántas mujeres pueden acceder a esa cantidad de dinero y tienen que recurrir al mal parto y tienen que tomar algunas yerbas o a la clandestinidad.”