domingo, 6 de enero de 2013

Sigue el atraco al ISSSTE


En Síntesis…
Sigue el atraco al ISSSTE
Vinicio Portela Hernández
Se me acabaron las vacaciones y es tiempo de “torturar el teclado”. Les agradezco a mis lectores y amigos las buenos deseos para este 2013, son recíprocos. Así que sin más preámbulos inicio con nuevos brios esta columna.

ISSSTE
La pandilla de ladrones que ha formado Félix Mendoza Acuña al interior de la Delegación del ISSSTE en Chiapas, sigue creciendo y haciendo de las suyas, no sólo con fraudes que les dejan jugosas ganancias sino también en la autoprotección para que la justicia no los alcance.
Hace unos meses, en específico en octubre de 2012 denuncié, desde este mismo espacio, que personal del primer círculo del Delegado Félix “El Pelucas” Mendoza no cumplía con las características curriculares para ocupar puestos de mando en esa institución de seguridad social.
Rodolfo Ruiz Mora, Jefe de la Unidad de Atención al Derechohabiente y Comunicación Social, y Marco Antonio González Aquino, Subdelegado Administrativo, ambos se ostentan ilegalmente con títulos universitarios apócrifos, esto avalado y comprobado documentalmente.
Ruiz Mora, quien presumía tener dos carreras profesionales, la de profesor de educación y una licenciatura, quedó claro que esto no era cierto a través del Registro Nacional de Profesiones, y que utilizaba documentación “pirata” para sustentar su contratación desde que el Doctor Alberto de la Torriente fungía como Delegado Estatal, hace más de una década.
Por otra parte, Marco Antonio González Aquino, flamante Subdelegado Administrativo de la Delegación del ISSSTE en Chiapas, se decía titulado en Ingeniería en Electrónica por el Instituto Tecnológico de Tuxtla Gutiérrez con cédula profesional 2717210.
Ninguno de estos dos documentos existen legalmente, pues el “pide diezmos” González Aquino no sólo utiliza un título apócrifo, sino que el mismo ITTG niega que sea uno de sus egresados.
Además de que la cédula profesional con la que se ostenta pertenece al Contador Público José de Jesús Torres Avelar que realizó sus estudios en la Universidad de Guadalajara.
Por lo anterior, los “lacayos” del Delegado estaban con un pié en la cárcel, ya que dichos expedientes eran requeridos por la oficinas centrales del ISSSTE para su investigación, además del Órgano Interno de Control de esa misma institución y la propia Delegación de la Procuraduría General de la República.
Pero ¡oh! sorpresa, no pasó nada. Esas “fichistas” siguen laborando y cobrando hasta estos momentos en la Delegación.
Con una jugada casi maestra, Felix Mendoza Acuña pudo salvarles el “pellejo” a sus subordinados ya que borraron toda evidencia en los expedientes de Rodolfo Ruiz Mora y de Marco Antonio González Aquino con la operación “rastrillo”, así que “rasuraron” sus currículos e insertaron un documento de “dispensa” para que dichos funcionarios pudieran realizar sus responsabilidades sin necesidad de ser profesionistas.
Pero esa “jugarreta” tuvo un gran error, ya que dicha “dispensa” fue firmada por “El Pelucas” Mendoza, lo que hace inválido el documento, ya que Ruiz Mora fue contratado por Alberto de la Torriente y González Aquino por Ricardo Aguilar Gordillo, quienes eran los responsables de sus nombramientos y por lo consiguiente de hacer dicho documento.
La autoridad deberá recomponer sus indagatorias de cómo este par de “pillos” pudieron violentar la reglamentación del ISSSTE por tanto tiempo, ya que lo grave del asunto no es que estén trabajando en un puesto que no les corresponden, sino la utilización de documentos apócrifos para hacerse pasar como profesionistas lo que representa un delito del orden federal.

Pensionados
Sí esto no fuera suficiente, el Subdelegado Administrativo, Marco Antonio González Cruz, ya tiene un nuevo “negocito” con los pensionados y jubilados del ISSSTE, a quienes por una “corta lanita” pueden otorgarle compensaciones que se “clava” esa institución.
Así que el “pide diezmos” González, junto con su hermano Guillermo González Aquino, están haciendo su agosto a costa de los adultos mayores.
Los “hermanitos” se quieren mucho y comparten información, Marco Antonio le da ilegalmente la base de datos de los jubilados y pensionados a Guillermo para que este último los contacte y convenza para demandar al ISSSTE.
Que mejor ejemplo que el expediente 716/11-9-01-8 del Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa, donde más de 100 pensionados pidieron la restitución de recursos retenidos por el ISSSTE.
Pero estos “hermanitos” operaron para llegar a un acuerdo y consiguieron obtener de las arcas de la paraestatal la suma de más de tres millones de pesos, esto con la particularidad de que aún no existe una sentencia por parte del Tribunal.
De estos recursos sólo la mitad fue a parar a las manos de los ex trabajadores y lo demás se lo quedó Marco Antonio y Guillermo González Aquino, claro está que con su respectivo “moche” para su “jefe” Félix Mendoza Acuña.
Pero esto es poco, sí sumamos que hay más de cuatro mil jubilados y pensionados en Chiapas y que los “carnalitos” pueden operar a sus anchas este fraude que generará muchas más ganancias y con la protección del Delegado seguirán defraudando a los ex trabajadores que confían en una organización que “inventó” Guillermo González Aquino con el nombre de “Movimiento Estatal por la Defensa de los Jubilados y Pensionados”.

Bolsa de Trabajo
Pero sigue la corrupción, en la Bolsa de Trabajo del ISSSTE también se comenten irregularidades donde el Subdirector Administrativo, Víctor Hugo Gallegos Coutiño, está metido hasta el tuétano.
Gallegos es acusado de estar falsificando firmas de los trabajadores eventuales en el Hospital Belisario Domínguez con el fin de cobrar quincenas “simuladas”.
Esta práctica corrupta se efectúa cuando estos trabajadores han sido contratados por algunos días y así cubrir necesidades por la falta del personal activo del hospital.
Es así que hay muchos de estos “eventuales” que cotidianamente prestan sus labores, por lo que el Subdirector Administrativo tiene sus expedientes a la mano y realiza contrataciones “fantasmas” para cobrar Él mismo dichos salarios.
Este fraude es frecuente y sí las autoridades se lo proponen hasta fácil de investigar, con tan sólo cotejar las firma de los trabajadores eventuales con las que hay estampadas en la nómina.

Sindicato
En el sindicato del ISSSTE tampoco “cantan mal las rancheras”, desde la llegada de Marco Antonio Salazar Cano como líder de los trabajadores, este se ha convertido en uno más de los “lacayos” del patrón y ahora con Félix Mendoza Acuña se ha incrementado.
Salazar Cano es una vergüenza para el Sindicato Nacional de los Trabajadores del ISSSTE, ya que como alfombra se postra para que se pisoteen los derechos laborales, dejando en estado de indefensión a la base trabajadora.
Este minúsculo “líder” con la mano en la cintura permite que desde la Delegación se cometan despidos injustificados sin que le importe que familias enteras se queden sin el sustento de un salario.
Además que Marco Salazar es un informador muy eficiente de Félix Mendoza Acuña, mejor conocido como “oreja”, ya que cualquier chisme se lo llega a contar al oído de su “jefe” con “pelos y señales” y hasta con “realidad aumentada”.
Así que el ISSSTE es un nido de ladrones liderados por “El Pelucas” Mendoza, que desde su oficina o en una mesa de cantina, puede hacer y deshacer en la Delegación, mientras que las autoridades se hacen “pijijis” dejando que se enriquezca el “profe” Félix.
De ese tema hay mucha tela de donde cortar y próximamente daré a conocer más detalles de la peligrosidad de estos personajes corruptos en el ISSSTE, sino que le pregunten a Mendoza Acuña de la orden de aprehensión que tiene por acoso sexual.

Terminé
Comentarios en:
Twitter: @VinicioPortela
Blog: vinicioportela.blogspot.mx