jueves, 23 de septiembre de 2010

Libertad de expresión y agresiones contra periodistas


Discurso de la Senadora Margarita Villaescusa Rojo en el Senado de la República, con respecto a la libertad de expresión y agresiones contra periodistas 

 [Foto Senado]
 
La libertad de expresión, es una garantía plasmada en el artículo sexto de nuestra Constitución, que establece la manifestación de las ideas, no será objeto de ninguna inquisición judicial o administrativa, sino en el caso de que ataque la moral, los derechos de terceros o provoque algún  delito o perturbe el orden.
Los medios de comunicación, juegan un papel, cada vez más determinante en los procesos sociales, políticos, económicos y culturales de una sociedad; influyen en la formación del pensamiento del colectivo y es por esto que la sociedad les reclama mayor confiabilidad y compromiso en la búsqueda y difusión de la verdad.
Acciones en las que indiscutiblemente el periodismo en México, encuentra su plena justificación.
Por desgracia, nos encontramos con la realidad de que las agresiones y amenazas en contra de medios de comunicación y de periodistas, se siguen presentando a lo largo y ancho de nuestra geografía nacional.
México se ha convertido ya en uno de los países de mayor riesgo, para ejercer la profesión de periodista.
Ha llegado a tal la desesperación y falta de resultados, que los periodistas se han manifestado públicamente, en defensa de la libertad de expresión.
Y para exigir el cese de las agresiones, la intimidación y acoso en su contra; una violencia que desde el año 2000, ha costado la vida a 65 comunicadores y mantiene a 12 más desaparecidos.
Su silencio, es un reclamo, un grito de desesperación.
Las demandas de los periodistas y los medios de comunicación, se ven reflejados en un texto, que ellos mismos presentaron, donde piden: alto a la impunidad, mayor protección y cumplimiento de las autoridades para su seguridad le piden alto a la impunidad; mayor protección y cumplimiento de las autoridades para su seguridad; vigencia de las garantías de la libertad de expresión; mayor seguridad en el desempeño de su labor y la defensa de la libertad de expresión.
Este reclamo lo debemos de entender como una señal de alerta que los periodistas y los medios hacen a este Congreso de la Unión. Por si no nos habíamos enterado de lo que pasa mediante la noticias.
Ahora, los hacedores de noticias se han convertido en noticia.
Nos sumamos a su reclamo. Y estamos de acuerdo cuan dicen, ellos mismos: Los queremos vivos.
Y la advertencia cuando dicen. Matando un periodista no se mata la verdad.
El derecho a la información en un estado participativo incide directamente en el proceso de formación de la opinión pública.
Cualquier interferencia en este proceso bien sea provenga del poder político, del poder económico, de los mismos medios de comunicación o del crimen organizado, atentan no solo contra los derechos individuales de los periodistas, sino contra las bases y los fundamentos de lo sistema democrático.
Desde esta Tribuna se ha buscado fortalecer el estado de derecho y la libertad de expresión. Ya existen propuestas legislativas que se encuentran en comisiones para su dictaminación.
Debemos de pasar de los señalamientos, exhortos y acusaciones a los otros poderes y organismos y retoman lo que en esencia nuestra primera responsabilidad es: legislar y ser vigilantes para que existan mayores garantías para los comunicadores en México.
A los comunicadores y a los medios les digo: no están solos.
Claro que es importante exhortar al Ejecutivo, a los gobernadores, a la Fiscalía Especializada, pero más importante, señores es ponernos a legislar en esta materia.
Dentro de las propuestas para la legislación en defensa de los periodistas se cuneta con la iniciativa para la creación de la Ley de Periodismo de Alto Riesgo, que está presentada a este pleno en enero de este año y cual ha estado en comisiones durante todo este tiempo, se encuentra en las comisiones de Justicia, de Gobernación y de Estudios legislativos.
Esta iniciativa ha sido presentada por el senado Mario López Valdés, hoy gobernador electo de Sinaloa; Fernando Castro Trenti y Carlos Lozano de la Torre, del grupo parlamentario del PRI.
La propuesta que tienen ustedes en comisiones desde el enero de este año busca la protección de los profesionales de la comunicación y en caso de amenaza o presunto riesgo, los periodistas que sean considerados de alto riesgo, deben de tener el derecho de solicitar a las autoridades correspondientes la protección de su persona, de su familia y del medio donde ellos laboran.
Y si llegara a ocurrirle algún atentado o accidente derivado de profesión de alto riesgo, los periodistas contarán con la prestación de servicios médicos por parte del sistema Nacional de Salud. Además que sea considerado como delito federal las agresiones e intimidaciones a periodistas.
Les recuerdo desde 2000 a la fecha hay 65 periodistas muertos en el cumplimiento de su profesión.
Compañeros legisladores:
La reciente muerte del periodista por hablar de la reciente Luis Carlos Santiago, en Ciudad Juárez, se suma a la terrible situación de inseguridad que enfrentan los comunicadores en México.
Es por tal motivo, que urge un acuerdo parlamentario para atender el tema de la seguridad de los periodistas de este periodo de sesiones.
Por lo que le solicito al pleno de esta soberanía el siguiente acuerdo.
Les pido, compañeros, en este momento si pudieran escucharme el punto de acuerdo de urgente y obvia resolución.
Único.- Se propone que los grupos parlamentaros del Senado de la República suscribamos un acuerdo en el que se comprometen a trabajar el tema de legislación en materia de protección a periodistas y medios de comunicación, en este primer periodo ordinario de sesiones del Segundo Año de esta legislatura.
Por su atención, a los que me la pusieron, muchas gracias.