jueves, 30 de septiembre de 2010

¿51, 36 o 25 muertos?, quién miente más, la gente o el gobierno estatal


¿51, 36 o 25 muertos?, quién miente más, la gente o el gobierno estatal

* Exigen a Sabines de cifras exactas. 


Vinicio Portela Hernández
Las lluvias aunado a la deforestación ha ocasionado deslaves de cerros en la entidad chiapaneca, los datos del saldo de víctimas fatales se ha querido ocultar a capa y espada por el gobierno estatal, que en primer término contabilizó tres muertos, para luego recular en 16 y luego informar a Joaquín López Dóriga que habían sido 25.
Sin embargo, al información continúa fluyendo y los datos que proporcionan ahora por el Obispo de San Cristóbal de las Casas, Felipe Arizmendi, cambian la proporción de las víctimas humanas, señala el religioso que tiene información de uno de sus diáconos el cual señala que hay aproximadamente 36 acaecidos por los derrumbes, muchos más que los mencionados por los organismos de comunicación oficial.
El Obispo, exigió al Gobernador del Estado, Juan Sabines Guerrero, de las cifras exactas y no se oculte la información a la ciudadanía.
Asimismo, este recuento no termina ahí y pobladores de las comunidades afectadas de Amatán, Ángel Albino Corzo y Chilón aseguran que esta lista se queda corta y afirman que hay más de 51 muertos por los deslizamientos de cerros en los poblados y que la situación es tan lamentable, que permanecen incomunicados vía terrestre ya que la carreteras han quedado deshabilitadas por más derrumbes.
Estos problemas no son nuevos en las comunidades de Chiapas, al principio del mes de septiembre en la cabecera municipal de Jitotol, el río San Isidro se desbordó llegando hasta la carretera, anegando con ello 16 viviendas.
Ahí mismo, el cerro que se encuentra en la colonia Unión Zaragoza de la misma municipalidad, se desgajo enterrando dos casas y destrozando las líneas de tubería del agua potable, sin que dejara estos dos acontecimientos consecuencias fatales, pero a pesar de esta advertencia no se ejecutó ningún tupo de estudio para la realización de un mapa de riesgo, lo cual hubiera prevenido la contingencia que ahora se vive en la entidad.
Y la naturaleza no va a dar tregua, el Servicio Meteorológico Nacional informa sobre la presencia de lluvias para la Región Norte en las próximas 24 a 48 horas que agravará la situación que viven en Amatán, Ángel Albino Corzo, Chilón, Pantelhó y Pichucalco.
Estas precipitaciones son clasificadas como fuertes, de entre 20 a 70 milímetros cúbicos, por lo que se encuentra en alerta “amarila” según el Procedimiento Estatal de Alerta por lluvias (PROCEDA).