viernes, 19 de agosto de 2011

Abren cloaca en el Poder Judicial de la Federación


Abren cloaca en el Poder Judicial de la Federación
*Magistrados utilizan plazas con fines personales
*Existe nepotismo
*Jesús Hidalgo es conocido como “el carero, pero seguro”
*Familiares, compadres y hasta “queridas” obtienen un espacio laboral

Vinicio Portela Hernández
Tuxtla Gutiérrez (19 de Agosto).- Trabajadores del Poder Judicial Federal, con sede en la ciudad de Tuxtla Gutiérrez, se encuentran hartos de los abusos por parte de los Magistrados Leonel Jesús Hidalgo y Luis Arturo Palacio Zurita, que según consta en un documento señalan que existen diversas irregularidades al interior de esa institución, que llegan al nepotismo.
Los magistrados, originarios del estado de Tabasco, sólo responden al interés del dinero y del poder, manifiestan los ofendidos.
Los trabajadores aseguran, que en el caso de Leonel Jesús Hidalgo es un servidor público que no asiste a laborar, que tan sólo dos veces por semana se le puede ver en sus oficinas del Primer Tribunal Unitario y sus incondicionales le ingresan “acuerdos” posfechados para que el Magistrado pueda dejarlos firmados o en su caso que los firme después, lo que representa una irregularidad ya que el Consejo de la Judicatura implementó un programa de “seguimiento de expedientes con horarios limitados”.
Refieren, que mientras que Jesús Hidalgo falta a sus anchas, los trabajadores no pueden pedir permisos para ausentarse, aún cuando sea por fallecimiento o enfermedad de un familiar, ya que el servidor federal no les concede tal derecho.
Así mismo mencionaron, que el Magistrado aludido contrata a personal que no cuenta con la capacidad para desempeñar las labores en un Tribunal, tal es el caso del nombramiento de Jessica Rubí Gutiérrez Coello que con tan sólo 19 años fue empleada por Leonel Jesús Hidalgo, quien al principio de su contrato no se presentó a trabajar y luego no tenía responsabilidad alguna, ya que alegaba que no sabía hacer nada.
De esa misma forma, el encargado del Primer Tribunal Unitario contrató a Ignacia Rodríguez Rodríguez por ser amiga de su esposa y que obtuvo el grado de Secretaria Particular sin saber tan siquiera usar una computadora.
Igual es el caso de una supuesta prima política del Magistrado Leonel Jesús Hidalgo, Viviana Brown Soberano, quien goza de las comodidades de ser familiar y se ausenta por largos periodos de sus actividades.
Y los casos de corrupción continúan en el Primer Tribunal Unitario, por lo que los abogados litigantes ya conocen al Magistrado Jesús Hidalgo como “el carero, pero seguro”, ya que inició un negocio turbio con la aprobación de amparos y libertades en las Tocas Penales, coludido con su incondicional Emilio de Jesús Rosas Godoy.
Según las mismas versiones de los trabajadores, Leonel Hidalgo utiliza las plazas que tiene a su cargo con el fin de conseguir “amoríos” y que luego de un tiempo las cambia de adscripción.
La más reciente conquista del Magistrado es la Actuaria Karla Camacho Cabrera, que entre otras cosas la envió de viaje a las playas de Cancún, Quintana Roo, todo esto con el auspicio del Poder Judicial de la Federación.
La lista de irregularidades continúa y el nepotismo es el delito preferido de Leonel Jesús Hidalgo, su hermano Enrique se encuentra adscrito al Juzgado Sexto de Distrito, el cuñado Jacobo Bamaca está en el Juzgado Segundo de Distrito, la comadre Yolanda Carballo de Zurita, su sobrino Víctor Jesús y su prima Viviana Brown Soberano en el Primer Tribunal Unitario y la cuñada Eunicie Bamaca en el Segundo Tribunal Colegiado.
La ambición de este Magistrado llegó a planos insospechados de desvergüenza, aseguran los denunciantes que se atrevió a solicitar la concesión un juego de placas para taxi en Tapachula, ya que se dijo que es un transportista necesitado pretextando hacerse de un pequeño patrimonio para sus hijos, cuando él gana aproximadamente 85 mil pesos mensuales.
En lo que respecta al Magistrado Luis Arturo Palacio Zurita, quien tiene bajo su responsabilidad el Juzgado Quinto de Distrito, también se encuentran inmiscuido en prácticas delincuenciales y despóticas.
Los trabajadores denunciaron que  Palacio Zurita humilla al personal a su cargo y que junto con su compadre Leonel Jesús Hidalgo, impuso a su esposa Yolanda Carballo quien se beneficia de una plaza de base en el Primer Tribunal Unitario como Secretaria del Tribunal.
El Magistrado del Juzgado Quinto también tiene trabajando a su hermano Ediel Palacios Zurita dentro del Poder Judicial Federal, donde ocupa un espacio en el Juzgado Segundo de Distrito como Actuario, pero al parecer no llega a laborar ya que goza continuamente de permisos con goce de sueldos y vacaciones, todo esto con la aprobación de su pariente.
Y al igual que el Magistrado del Primer Tribunal Unitario, Luis Arturo Palacio Zurita utiliza su puesto para hacerse de “favores amorosos” a cambio de mejoramiento laboral, según aseveran los denunciantes, por ejemplo el funcionario federal ascendió a una Oficial Judicial de nombre “Alina” a Secretaria del Tribunal sin tener ningún merito y menos experiencia.
Los trabajadores ofendidos piden al Consejo de la Judicatura Federal y a los Ministros de la Suprema Corte de Justicia inicien con las investigaciones sobre las irregularidades expuestas, ya que la honorabilidad de los juzgadores y la misma institución se ve afectada ante estos hechos.
Por lo anterior y ante la falta de garantías que ofrece el Poder Judicial de la Federación, los denunciantes prefieren mantener el anonimato ante las represarías que podrían tomar los magistrados antes referidos.