miércoles, 15 de abril de 2015

Llaven Abarca un funcionario corrupto

En Síntesis…
Llaven Abarca, un funcionario corrupto
Vinicio Portela Hernández
Para muchos personas interesadas por la procuración de justicia y la seguridad pública no les va a resultar extraño, o ser una novedad, el señalar que Jorge Luis Llaven Abarca, Secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, es un corrupto, sus propios actos los persiguen a donde va.
En este espacio he dado cuenta de su obscuro currículo, desde ser un torturador y probable homicida por el caso de Noé Jiménez Pablo, donde Llaven Abarca, Oscar Porfirio Ocampo Pascasio, Miguel Cruz Chacón y Miguel Ángel Maza de La Cruz mataron a golpes a este cuando lo querían hacer declarar por la muerte de una maestra, según consta en la Averiguación Previa 071/2005 de Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Relacionados con Servidores Públicos y en las investigaciones de la Comisión de los Derechos Humanos en su recomendación CDH/007/2005.
Y qué decir cuando Jorge Luis Llaven llegó de manera más que sorpresiva a ocupar la titularidad de la Delegación Chiapas de la Procuraduría General de la República, donde, entre otras cosas, quiso rehacer su pandilla de MP´s para seguir sus operaciones delincuenciales, pero le salió el tiro por la culata ya que ninguno de ellos pasó el examen de control de confianza, y que también, aseguran las malas lenguas, él tampoco pudo solventar ese requisito.
En la PGR la administración de este personaje fue terrible al no haber lucha contra el narcomenudeo y menos contra delitos de piratería en todo el estado, lo que elevó los índices de drogadicción entre los jóvenes.
 Ya en la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, Llaven Abarca se ha dedicado a corromperla y la ha dispuesto como su fuera su mina de oro, donde los comandantes de sectores tienen que pagar cuotas para su permanencia y por esta causa los uniformados tiene que hacer todo, hasta delinquir, con tal de conservar sus puestos de trabajo.
Los policías son solamente una fuente de dinero, pero los tratan como si fueran “puercos”, como me lo señalaron en una denuncia anónima, ya que los lugares donde deben descansar parecen chiqueros con literas rústicas y pedazos de hule espuma.
Y no hay que olvidar que a Jorge Luis Llaven Abarca es un “hombre” sin vicios cotidianos pero es aficionado a estar rodeado de la belleza femenina, lo que le ha costado fuertes críticas entre sus allegados y familiares ya que para la conquista, el también conocido con la clave “Condor”, utiliza el poder de las plazas nominales para poder tener su propio harem y hasta con preferida.
El año pasado, por fortuna me tocó cubrir un evento de preliberaciones las cuales son parte del trabajo de la Mesa de Reconciliación y estos actos son responsabilidad del Poder Judicial del Estado.
En esa ceremonia le realicé una pregunta, solamente una pregunta, de manera respetuosa a Jorge Luis Llaven Abarca, el tópico de este cuestionamiento estaba en el marco de las liberaciones de los presos, ya que en una pasado evento habían dado libertad a una persona que no le correspondía ya que era homónima de la que le tocaba el beneficio.
La respuesta del Condor fue la de esperarse, no me contestó y evadía la pregunta mientras caminaba abrazado de una persona hacia el presídium.
Pero por mi insistencia a cuestionarlo, con una señal a sus escoltas, uno de ellos me empujó tratando de que terminara con el chacaleo, que es a lo que se le conoce en el argot periodístico a la entrevista de calle o de banqueta.
Pero insistí y en segundos el primer guarura con otro de apoyo me intentaron jalar por la espalda, al no poder detenerme llegó un tercero quien trató de arrebatarme mi equipo celular y que luego me amenazó con meterme a la cárcel si no dejaba de molestar a su jefe.
Lo anterior quedó grabado en video, la amenaza del último guarura por desgracia no aparece ya que en el forcejeo el teléfono se rompió y dejó de servir.
Afortunadamente, y luego de un año de este acontecimiento, un experto en tecnología pudo recuperar el material y ahora puedo presentarlo como testimonio del comportamiento fuera de la ley de Llaven Abarca y su desprecio a la libertad de expresión.
Pero eso no es todo, en el evento donde me agredió el personal de seguridad, también estaban muchos personajes de la política estatal, entre ellos Juan Oscar Tinidad Palacios, quien se estaba estrenando como Presidente de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos, él y parte de su personal fue testigo de este hecho, al igual que Jakelin Mercedes Sauza Marín, Visitadora General Especializada en Asuntos de la Mujer, quienes se hicieron que la virgen les hablaba.
Pero gracias a la tecnología nuevamente Jorge Luis Llaven Abarca queda evidenciado como un prepotente y corrupto funcionario que muy pronto tendrá que presentarse ante la justicia para responder a todos sus responsabilidades, o como dice el refrán popular: a cada capillita le llega su fiestecita y a cada puerco su madrugada.

Terminé
Comentarios en:
Email: vinicioportela@gmail.com
Twitter: @VinicioPortela
Facebook: vinicio.portelahernandez

Blog: vinicioportela.blogspot.mx