jueves, 21 de febrero de 2013

Autodefensa fuera de la ley


En Síntesis…
Autodefensa fuera de la ley
[Foto: www.hidrocalidodigital.com]
Vinicio Portela Hernández
Imagínese usted agudo lector que cualquiera que tuviera recursos para armar su propio mini ejército lo hiciera en México y emprendiera esa empresa con toda impunidad.
Lo único que pasaría es que Estado perdería uno de sus derechos fundamentales de gobierno, el cual consagra la Ley, que es la potestad para exigir el cumplimiento de sus determinaciones fundadas en una norma aún en contra de la voluntad de los ciudadanos, mismas que van encaminadas a crear, modificar o extinguir situaciones jurídicas de manera unilateral.
Este termino jurídico en palabras común y corriente significa que el Estado puede utilizar la “Fuerza Pública” para que se respete las normas y leyes, esto sin tomar en cuenta a la población, siempre y cuando esté redactado en un texto normativo y aprobado por el Poder Legislativo.
La Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, los Tratados internacionales, Leyes Federales y Estatales, Códigos y demás reglamentaciones le da el “Derecho” a la autoridad de aplicarlas.
Sin embargo el presente que vive la República Mexicana, luego de un sexenio de terror con más de 150 mil muertos pretextando la lucha contra la delincuencia organizada, la sociedad civil de los estados de Guerrero, Oaxaca, Michoacán y Tabasco se han organizado para crear grupos de autodefensa.
Los ciudadanos se han armado, uniformado y supuestamente adiestrado en el uso de armas de fuego y la labor policial.
Sin embargo, aún cuando muchos sectores de la población están de acuerdo de que operen estos grupos “paramilitares” en sus poblaciones, la realidad es que están actuando al margen de la ley, pues toman la justicia por su propia mano, son perseguidores, jueces e inquisidores.
Ante esta respuesta de los ciudadanos por la falta de la obligación que tiene el Estado en mantener la paz publica, así como resguardar la integridad física y patrimonial de sus gobernados, se consideraría que no queda de otra.
Los líderes de estos grupos de autodefensa se declaran patriotas y protectores de sus comunidades. Así lo han manifestado en espacios noticiosos a nivel nacional.
Claro está que estos ciudadanos “supuestamente” buscan que retorne la tranquilidad a sus poblados, la pregunta sería: ¿quiénes serán los que los controlen a ellos?.
La respuesta no es sencilla, la misma sociedad no es sencilla. Pero sí como ciudadanos permitiéramos que esto pasara como una solución inmediata a la falta de garantías de seguridad pública, entonces estaríamos aplaudiendo la ilegalidad y la anarquía.
Ya que después de que estos grupos “supuestamente” limpien sus territorios de la delincuencia común y organizada, estos mismos, los salvadores, se convertirían innegablemente en organizaciones criminales que cobrarían derecho de piso, en una primera instancia, ya que la “plaza” sería de ellos y no de la ciudadanía por la que “supuestamente” luchaban.
Un ejemplo en escala menor lo pondríamos en la aparición en México de las pandillas de los barrios en la década de los 80´s del siglo pasado, quienes luchaban por sus territorios contra los delincuentes para que no asaltaran viviendas, no robaran a los transeúntes y no violaran a las mujeres.
El control de esas calles, cuadras y colonias generó que las personas que antes alababan a esas agrupaciones, luego los odiaran, ya que estos mismos eran los que cometían los ilícitos.
Permitir que se violente la ley con tal impunidad traería consecuencias más que trágicas, porque ahora son grupos de autodefensa y luego serán escuadrones de la muerte.

UNU-Chiapas
Empieza una nueva etapa de la relación entre la ONU y el Gobierno del Estado de Chiapas. Hay nuevo Gobernador y nueva Coordinadora residente del Sistema de Naciones Unidas en México y de inmediato se han puesto a trabajar para fortalecer una estupenda relación de colaboración.
A principios de este mes de febrero se firmó el primer convenio con la ONU en la era de Manuel Velasco, ya son 29 los convenios con sus agencias, y apenas el pasado miércoles 20 estuvo por este territorio la Dra. Marcia de Castro, quien sucedió a Magdy Martínez-Solimán, para cumplir una larga agenda de trabajo que concluyo en una reunión privada con Manuel “El Gober” Velasco.
Para bien de Chiapas, es necesario que se sumen todos los esfuerzos y recursos posibles para la atención del histórico rezago que padecemos en materia de desarrollo humano. Por eso, si la ONU ha dado buenos resultados aquí, es buena noticia que el Gobernador Velasco Coello abone a favor de esa relación.

Terminé
Comentarios en:
Twitter: @VinicioPortela