miércoles, 5 de octubre de 2011

Los urbanistas tuxtlecos


En Síntesis…
Los urbanistas tuxtlecos
 [Foto: Tuxtla]
Vinicio Portela Hernández
Las obras que se están realizando en Tuxtla Gutiérrez han creado un gran malestar entre la población, automovilistas y comerciantes, no se puede negar y se admite desde el gobierno que encabeza el joven alcalde Yassir Vázquez Hernández.
Pero lo que tampoco se puede negar es que el Presidente Municipal capitalino está cumpliendo lo prometido en campaña, que era trabajar por “Tuxtla”.
Muchos le han criticado a “Yassir” que no hubo planeación en la obra “Que Viva el Centro”, pero ninguno de sus críticos ha dado una solución que “enmiende” las afectaciones mientras se realiza la remodelación.
Estos “expertos” se envisten de grandes “eruditos” en la ingeniería civil y en el urbanismo, sin embargo cuando se les cuestiona por sus soluciones sólo responden que se debería haber hecho calle por calle, así de sencillo.
Lo anterior tira a la basura cualquier crítica maliciosa, si se hiciera de esa forma, pues faltaría otras tres administraciones para que pudieran concluir las más de 200 cuadras que abarca el proyecto.
Hay que hacer números, dicen esos expertos que cada cuadra se podría concluir en aproximadamente 15 días, lista para transitar, luego entonces se necesitarían más de ocho años en terminar el proyecto.
Así que en el año 2020, ahí por febrero o marzo, se podría inaugurar por completo el “moderno” primer cuadro de la ciudad, bueno esto según los “eruditos” del urbanismo.
Las críticas siguen al edil Vázquez Hernández y se llenan la boca al asegurar que el concreto que se utiliza para pavimentar las calles es de mala calidad y que aparte su espesor muy delgado.
Vaticinan esos “expertos” que en menos de dos meses se empezará a agrietar las vialidades, a tal grado que las calles denominadas “para siempre”, quedarán intransitables, ya que el material retirado era de aproximadamente 35 centímetros de alto y que el que están poniendo es de tan solo 15 centímetros.
Esta afirmación la hacen los “urbanistas” a “puro ojo”, claro que está aseveración es por su vasta práctica en obras civiles que les permite ser peritos en la materia, lo malo es que la ciencia los refuta, mientras el concreto de las antiguas calles solo soportaba 190 kilos por centímetro cuadrado, el actual resiste casi los 350, aproximadamente el doble.
La tecnología con la cual se produce la nueva mezcla de concreto es de mayor calidad que el de antaño, ya que se le aplican componentes y fibras especiales y a pesar de que es de menor espesor aún así tiene mayor resistencia, de nueva cuenta los “especialistas” le falló el cálculo.
Otro grupo de “urbanistas” aseguró que es un gran error que el proyecto “Que Viva el Centro” planteé que las calles sean de un solo carril y que las banquetas ocupen mucho más lugar, su justificación estriba en que no se podrá tener un patrullaje óptimo, así mismo en caso de emergencia las ambulancias se tardarían mucho en llegar ya que el tráfico y los embotellamientos se incrementaría en el centro de “Tuxtla”.
Al parecer estos “expertos” no viven en la ciudad, ya que no tomaron en cuenta que en el primer cuadro de la capital chiapaneca sólo se circula en un carril, ya que el otro siempre está ocupado por vehículos estacionados, así que más tráfico que el actual no creo que haya.
En el caso de la vigilancia, estarían en igualdad de circunstancia los “malosos” con los policías, sería el mismo tráfico, la ventaja que tiene la autoridad es que se implementa desde hace tiempo un programa permanente de seguridad integrado por elementos del estado y municipales que se encuentran haciendo rondines a pié y con ello han podido bajar el índice delincuencial en la capital.
Sin olvidar que la misma Procuraduría General de Justicia en el Estado cuenta con una oficina especializada en robo a transeúntes a una cuadra de la Presidencia Municipal donde laboran dos Agentes del Ministerio Público.
Y lo peor, aseguran y perjuran “urbanistas” que las personas no están llegando al centro de “Tuxtla”, que está paralizado el comercio, esto es una auténtica mentira, es una falacia inventada por algunos para poder hacerse de beneficios económicos y hacendarios.
Cualquiera puede ir a la zona de obra y podrá constatar que el flujo de personas que se encuentra mercando es numerosa y que no tiene nada que ver con la realidad las reclamaciones que hacen algunos “comerciantes”.
Los “urbanistas, expertos y peritos” que critican el proyecto “Que Viva el Centro” deben reconocer que no tiene el sustento necesario para evaluar esta magna obra realizada por la administración de Yassir Vázquez.
Tampoco se puede dejar de decir que hay molestias, las hay, pero también se tiene que tener conciencia que los beneficios a largo plazo serán muchos más y que por unos tres o cuatro meses de pisar lodo a los tuxtlecos no nos va a pasar nada y lo único que nos puede quedar un centro digno, por lo que creo que la balanza se inclinaría por la obra social más que por la crítica sin sustento.
Para los inconformes nada está a la altura de las necesidades de la población y todo es tema para denostar desde el anonimato.

Terminé
Comentarios en: vypher55@yahoo.com.mx, vinicioportela@gmail.com,
Twitter: @VinicioPortela, Blog: vinicioportela.blogspot.com.