jueves, 31 de marzo de 2011

Los estafadores del tricolor


En Síntesis…
Los estafadores del tricolor
Vinicio Portela Hernández
Los pseudo líderes están proliferando entre las filas del Partido Revolucionario Institucional, políticos que piensan que son tocados por la mano de Dios y hasta se creen sus propias mentiras.
Uno de los casos más significativos es el de Martín Aquino Palacios, a quien le gusta que le digan “El Gallo”, es un mamarracho venido a más ya que en complicidad con Saúl Martínez se han apoderado de la Confederación de Trabajadores de México en Chiapas a través del engaño y el fraude.
Aquino Palacios ahora sale con la puntada de que exige al delegado nacional del PRI, Héctor René García Quiñones, para que saque las manos en “la vida interna de las organizaciones”, ya que según asegura “el emplumado” está dividiendo los sectores adherentes al tricolor.
Por supuesto que esto sólo son patadas de ahogado para hacerse notar, ya que los únicos que han fracturado a la CTM en el estado son sus propios pseudo líderes, principalmente Martín Aquino, quién nunca ha entendido que es un trabajo de obrero, pero se desenvuelve muy bien en el atraco.
Lo anterior, es bien conocido, “El Gallo” cuenta con senda averiguación previa, 30/ CE/15/2010, por el delito de fraude en perjuicio de campesinos de San Fernando y Copainalá.
El Secretario General Adjunto, (¿existirá ese cargo?), les “tranzó” más de dos millones de pesos a 30 personas con la promesa de concesiones de taxis a nivel estatal y federal ya que presumía de sus buenos contactos para conseguir los permisos.
Pero la ficha delictiva no termina ahí, siendo regidor por el municipio de San Fernando, Aquino Palacios le pedía a la ciudadanía que se “mocharan” para la agilización de las obras drenaje, pavimentación y electrificación, según el “caco” para sobornar al Tesorero, Director de Obras y Secretario Municipal, en esa ocasión se embolsó 50 mil pesos.
Y sigue la mata dando, también pedía “la coperacha” de seis mil pesos para la entrega de viviendas, ahí el número de defraudados es incalculable.
También se hacía pasar como diputado electo, sólo hay que recordar que en octubre de 2010, el “El Gallo Aquino” aseguraba que contaba con una curul plurinominal para el Congreso del Estado y exigía que así lo presentaran en cada evento que tenía, hasta que se le cayó el “teatrito” cuando los verdaderos Diputados tomaron posesión de sus cargos y él se quedó como “el chinito” sólo mirando.
Ante todos sus antecedentes delincuenciales, Martín Aquino Palacios lo único que merece es la cárcel, haber si ahí lo ayuda su jefa, la Senadora María Elena Orantes y el presidenciable, Manlio Fabio Beltrones, de los cuales presume amistad y hasta influencias.
Haciéndola de “pitoniso”, lo más seguro que a ese “gallito” ya le llegó la hora, lo van hacer en caldo para alimentar a los puercos, ya que como pseudo líder obrero no sirve para nada.

Una de talibanes
Otro que no canta mal las rancheras, es el Diputado Federal Julián Nazar Morales, quien se presentó hace unos días en Villaflores en una reunión del Revolucionario Institucional, el cual era presidida por Sergio Lobato García.
Aún siendo un legislar, el “Taliban” no puede ocultar el “código postal” y llegó custodiado con sus característicos “lame botas”, que dicho sea de paso se encontraban armados con machetes y palos.
Ante ese hecho, los participantes de la reunión tuvieron que suspender los trabajos partidarios para pedirle al “Dipu” que abandonara el recinto, ya que los presentes mencionaron que “no podían permitir a una persona que humillaba y pisoteaba los derechos de los que menos tienen y que desplazaba a las mujeres de los puestos de elección popular”, por ser un impulsor de las “juanitas” y no respetar el derecho de los electores.
En dicha reunión de priístas, donde se encontraban regidores, presidentes del PRI de toda la región Frailesca y ex presidentas del partido en Cintalapa y Montecristo de Guerrero, fueron los que levantaron la voz para reclamarle al legislador.
Con cara de pocos amigos, Julián Nazar se jactó de haber llegado a la diputación federal y tuvo la osadía de decir: “no tuvieron huevos para enfrentarse al Gobernador Sabines” porque según aseguró “aún teniendo todo en contra llegó por cuarta vez a San Lázaro”, y se burló de los ex candidatos a las presidencias municipales.
Enseguida los priístas ahí reunidos le refutaron al “Talibán”, clasificándolo como un hipócrita “dos caras”, ya que cuando le “conviene habla maravillas del gobernador Juan Sabines Guerrero y cuando ve que las cosas están en su contra, empieza a despotricar en su contra” aseguraron los presentes.
Pero la ambición de Nazar Morales es inmensa, por un lado busca ser Presidente del PRI Estatal, al mismo tiempo anda “caliente” por el liderazgo de la CNC, sin olvidar que está promoviendo a su hija para estar al frente del OMPRI y para su hermano, Jacobo, quiere que se quede en el Movimiento Territorial, si esto no fuera suficiente desea que su hijo presida el Frente Juvenil Revolucionario.
No cabe duda, quien es un cacique en el campo, también quiere ser cacique en su partido político.
Y es que el mayor sueño de “Don Julián” es llegar a la silla mayor del priísmo estatal para proclamarse como candidato a la gubernatura, no para ganar, sino para negociar la “teta presupuestal” y estar pegado a ella seis años desde la senaduría.
El PRI a nivel nacional está dando pasos agigantados para consolidarse nuevamente en las preferencias de los votantes, pero en Chiapas la historia es otra, la “cloaca” se abrió y los que más destacan, para mal, son personajes como “El Gallo Aquino” y “El Talibán Nazar” que cargan en sus espaldas con una pésima calidad moral rellena de engaños y corrupción.

Terminé
Comentarios en: vypher55@yahoo.com.mx, vinicioportela@gmail.com,
Twitter: @VinicioPortela o en el blog vinicioportela.blogspot.com