jueves, 17 de marzo de 2011

El lado obscuro de la huelga en el ITTG

En Síntesis…
El lado obscuro de la huelga en el ITTG
Vinicio Portela Hernández
A punto de cumplirse dos semanas del inicio de la huelga en el Instituto de Tecnológico de Tuxtla Gutiérrez, las cosas no pueden estar más revueltas, el movimiento huelguista encabezado por Ivan González del CESA no cede ante las presiones del ala opositora del alumnado que quiere a toda costa abrir la escuela y volver  a clases.
Los inconformes a la huelga, señalan, que no hay razones de peso para que la institución este en el letargo y afirman que este movimiento no busca la superación académica, que se trata de una maniobra para que el CESA se adjudique recursos económicos que fueron retirados en esta administración de José Luis Hernández Martínez.
Y es que los estudiantes, aseguran que su líder Iván González, manipula a los alumnos de nuevo ingreso y los que se encuentran en los primeros semestres para soportar su movimiento ficticio y ambicioso.
Una constante en esta manifestación, es que los alumnos de octavo y noveno semestre son los que se oponen y el resto son los que quieren la huelga.
La razón, dicen los mismos estudiantes, es el mismo “chacoteo” que se genera, pues los jóvenes prefieren apoyar la manifestación en vez de tomar clases.
Una cosa en las que todos los estudiantes están de acuerdo es que José Luis Hernández Martínez renuncie, en esta ocasión el Director del ITTG si unió a la comunidad estudiantil, pero en su contra.
Así que al Ingeniero no le sirvió impulsar la carta de los “verdaderos estudiantes” pensando que le favorecería, al contrario, unió opiniones, tanto así, que los alumnos que quieren tener clases apoyarían al CESA para correr al funcionario con la condición de que se tengan clases a la brevedad.
Lo que da pena ajena, es que los muchachos que están custodiando la entrada del “Tec” no sepan de que se trata el movimiento estudiantil y sólo se la pasen en la “alegre rebeldía”, en la “hueva revolucionaria” y sus líderes, como Iván González, ni sus luces.
Claro que el argumento es el mismo, como si se trataran de secretarias de un alto funcionario público, es que “están en reuniones y no sabemos a qué horas acabe”. Ja!
Y al cuestionarlos sobre de que se trataba la huelga, me contestaron que ellos no sabían nada, que desconocían cuál era la problemática. Hasta con los estudiantes hay acarreados y borregada.
En cambio, el ala disidente del movimiento huelguista, refutaba la falta de argumentos de los líderes del CESA para mantener cerrada la institución e insistía que abrieran de inmediato el inmueble para continuar las clases.
Denunciaron que la misma “asociación de estudiantes” recibe dinero de la dirección del “Tec”, la cual nunca han transparentado sus estados financieros y exigen al estudiantado que se rinda un informe para saber el destino de los recursos.
La bola de nieve sigue creciendo, ya que de comprobarse estas negociaciones amafiadas entre la dirección y el CESA esto se podría encuadrar en delitos federales, como desviando recursos públicos y asociación delictuosa, ambos graves.
Al mismo tiempo, los estudiantes opositores a la huelga, señalaron, que no es cierto que se hayan incrementados la colegiatura de un día para otro, que esa alza tiene ya más de siete semestres y que ahora los huelguistas lo toman de estandarte para validar su movimiento unilateral.
Y aclararon, que Iván González no representa el sentir de los alumnos del Tecnológico, ya que el llegó a ocupar su cargo como Presidente del CESA a base de un fraude, orquestado desde la misma administración central.
Pero lo que más llama la atención y resulta inconcebible, es que en las noches de huelga, los alumnos vuelvan la entrada del ITTG en un “antro”, así lo denunciaron los disidentes, donde las botellas de vino, las cervezas, el baile y “desmadre” se apodera de la manifestación, haciendo un verdadero circo un movimiento supuestamente estudiantil.
Que seriedad puede tener la huelga, cuando lo más importante para los manifestantes es el relajo y perder clases en vez de buscar soluciones a sus problemáticas académicas y de servicios y esto no lo pueden negar los mismos miembros del CESA ya que hay evidencia hasta en YouTube, con un video que ellos mismos grabaron.
Así que empiezan a surgir el lado obscuro de la huelga en el Instituto Tecnológico de Tuxtla Gutiérrez, donde los días del Director Herrera Martínez están contados ya que no hay otra opción más que su destitución, así mismo, se deja expuesto la corrupción al interior del CESA.
Difícil la tienen los alumnos que sí quieren estudiar, ya que por un lado tienen un Director incompetente y por el otro, tienen una asociación ilegal y corrompida a través del dinero.
Terminé
Comentarios en: vypher55@yahoo.com.mx, vinicioportela@gmail.com,
Twitter: @VinicioPortela o en el blog vinicioportela.blogspot.com