jueves, 10 de marzo de 2011

Me acusan de exceso de libertad de expresión: Espino


En Síntesis…
Me acusan de exceso de libertad de expresión: Espino
Vinicio Portela Hernández
La Asociación de Columnistas de Chiapas A.C., se reunió con el ex líder del Partido Acción Nacional, Manuel Espino en un desayuno que estuvo caracterizado por respuestas contundentes del político.
El duranguense no titubeó en charlar sobre la política de su partido y de señalar los errores del mismo Presidente de la República, Felipe Calderón, y sus excesos dentro de la dirigencia del PAN.
Espino se refirió al proceso de expulsión, ejecutado en su contra por la línea del Ejecutivo Federal, de casi de ridículo, ya que lo acusan de un “exceso de libertad de expresión”, al tiempo de admitir que ganarán ese litigio, ya de llevarse a cabo esa arbitrariedad sería un retroceso para su partido.
Reconoció que el blanquiazul está en franco debilitamiento, ya que el Presidente Calderón impuso a dos dirigentes nacionales y con ello se impulsó “la cultura de la adulación o de la subordinación”, teniendo como consecuencias la perdida de elecciones por todo el territorio nacional.
Manuel Espino también comentó del inicio de las diferencias con Felipe Calderón desde que era candidato a la presidencia de la república por los desacuerdos que existía en la conducción de la campaña, así como los tratos que pretendía hacer el actual mandatario con el PANAL y la maestra Elba Esther Gordillo.
El ex líder panista, también se refirió al supuesto alcoholismo de Ejecutivo Federal y a la lucha fallida que emprende el gobierno contra el narcotráfico, dando su postura de solución a este flagelo que tiñe de rojo a México.
Además explicó su planteamiento sobre las alianzas entre partidos políticos y sus diferencias entre la estrategia electoral y las propuestas para un verdadero cambio, así como el error de haber postulado a Pablo Salazar a la gubernatura, a quien calificó como el peor gobernador que ha tenido Chiapas.
Ante la importancia de los temas tratados con Manuel Espino, les dejo una “síntesis” de lo más significativo que expuso:

Sigue siendo panista
Sí por supuesto, hay un proceso, como ustedes saben, que está instalado en el PAN, un proceso de expulsión en mi contra, que por supuesto no se los voy a permitir, se los voy a ganar, se los voy a ganar porque como dicen los muchachos, se pusieron de pechito.
A mí no se me acusa de golpear muchacha, a mí no se me acusa de desviar recursos públicos, no me acusan de enriquecimiento inexplicable, no se me acusa de tener un departamento súper millonario sin justificar mis ingresos, a mí no me acusan de haber desfalcado al partido y haberle dejado una deuda de más de 500 millones de pesos y que el día de hoy todavía no se explica cómo es el caso de Germán Martínez.
A mí no me acusan de haber firmado un acuerdo secreto con Beatriz Paredes para favorecer al PRI en el Estado de México y haberlo negado porque fue ilegal, porque fue a espaldas del partido, a mí no me acusan de eso.
A mí me acusan de un delito, que a lo mejor alguno de ustedes me lo puede explicar porque yo no me lo explico, porque ustedes que están en esto a lo mejor me lo pueden explicar, un delito que se llama “exceso de libertad de expresión” eso dice el expediente y las pruebas que anexan al expediente son recortes de periódicos de notas periodísticas que refieren declaraciones mías y que al día de hoy las suscribo todas, donde he reconocido que el Partido Acción Nacional ha adoptado paulatinamente las viejas prácticas antidemocráticas que le reclamábamos al PRI.
Que el PAN canceló por decisión del Presidente de México la democracia interna para recurrir al dedazo y designar como candidatos y dirigentes a los amigos, a los compadres, a los familiares, a los incondicionales.
Les he exigido congruencia a los dirigentes y a los que gobiernan un municipio un estado o el país y que utilizan al partido como una extensión del gobierno.
De eso me acusan, me acusan de que no estuve de acuerdo y públicamente reclamé la imposición de Yunes en Veracruz, la de Malova en Sinaloa, la de Rosas Aispuro en Durango y la de Gabino Cué en Oaxaca y lo reitero, ese fue un grave error del partido y se hizo al más puro estilo del PRI.
…Y todas esas notas las ponen como prueba para decir que Manuel Espino está agraviando a su partido, ¡no!, estoy reclamando respeto al partido y a sus militantes.
Como Verán no es lo mismo que te acusen de pillo, de tener vínculos con el narcotráfico como algunos miembros del gobierno federal que los acusaron de ser interlocutores con el narcotráfico, como es el caso del compadre del Felipe Calderón que hoy es candidato de Gobernador en Coahuila.
O como fue el caso de Juan Camilo Muriño, a mi no me acusan por cierto como a Juan Camilo de haberle dado 130 contratos ilegales de PEMEX a su familia.
No a mi me acusan de de ser incomodo por exigirles congruencia, como les digo, se pusieron de pechito porque en este país pretender sancionar a una persona por su expresión de opinión sería francamente un retroceso que no creo que se vaya a dar.

PAN debilitado
A la pregunta de que si el PAN está debilitado, evidentemente que sí, que sus presidentes nacionales los ha elegido últimamente el Presidente de la República, en el último intentó imponer a uno y se la ganamos, porque nos movimos mucho y me incluyo, para que evitar que ganara Roberto Gil, que era el que quería el Presidente de la República.
Hubiera sido el tercer presidente al hilo que pone el Presidente de México, eso debilita a un partido, el partido debe de ser autónomo respecto a los de los gobiernos, incluso surgido de sus filas porque sino nunca vamos a cambiar la cultura de la adulación o de la subordinación de los partidos al poder y no que los partidos sean contrapesos del ejercicio del poder.
Si hay debilitamiento del partido y se refleja en lo que ya dijimos, simple mente en las derrotas más recientes, ya mencioné algunas, no mencioné el Corredor Azul del Estado de México o la zona metropolitana de Jalisco que son seis municipios y los perdimos todos en un solo proceso electoral.

Las diferencias con Calderón
En el 2006, siendo presidente del PAN, yo recibí mucha presión del candidato presidencial, llegamos a discutir fuerte y con palabras fuertes.
Porque me decía Felipe Calderón, somos el único partido que le está haciendo al pendejo, no hemos tenido la capacidad de hacer alianzas con ningún partido, y le digo, eso es señal de nuestra fortaleza Felipe y no de debilidad.
Felipe Calderón se sentía inseguro, porque ya el PRI se había aliado con dos partidos y el PRD también y nosotros con ninguno.
Y Felipe presionara para que hiciéramos una alianza con el PANAL de la maestra Elba Esther, pero quería que le diéramos; el Comité Nacional tiene a su disposición para asignar de manera directa 15 candidaturas plurinominales de Diputados que son los que llegan sin lugar a dudas, los tres primeros de cada lista; Felipe quería que se las diéramos a Elba Esther, que le diéramos cinco lugares de la lista de Senadores que llegan al Congreso y además como 30 candidaturas de mayoría en distritos que ha ganado el PAN, ni siquiera en los perdedores en los ganadores.
Yo dije, no pos que se venga a dirigir la señora el PAN. No le concedimos nada, absolutamente nada.
Ganamos la presidencia, mayoría en la Cámara de Diputados, en la Cámara de Senadores y llegamos a la cifra récord de alcaldes, de diputados locales, en fin sin alianzas porque había una fortaleza del partido, que se fue perdiendo a partir de ese momento porque el presidente se hizo del control del partido y empezó a poner a sus cuates, a sus amigos, a sus familiares, a sus incondicionales, a pagar facturas en detrimento de la fortaleza del partido.

Alcoholismo del Presidente
Sí el presidente Calderón es alcohólico o no, yo no lo sé, yo lo que he dicho cuando se me ha preguntado de qué opino que un alcohólico ocupe un puesto o un cargo de alta responsabilidad de la estructura de gobierno del país me parece una irresponsabilidad enorme.
Porque yo me tomo mis tequilitas de vez en cuando y estoy seguro que alguno de ustedes también, pero una cosa es que tome alcohol de vez en cuando y otra es que viva en el alcohol, es muy diferente.
Y las versiones que corren no son que el Presidente tome de vez en cuando por ahí una copilla, son de que hay una incontinencia muy fuerte, eso no lo sé, no me consta.
Pero conceptualmente sí creo que es grave que en cualquier país, alguien que es un alcohólico consuetudinario ocupe un cargo de elección popular.

Propuesta contra en narco
Una estrategia de estado tiene que ver con el interés nacional, no por el interés de Estados Unidos. Lo primero que se debería de hacer es que la droga que va a Estados Unidos que haya la detengan, haya.
Y aquí monitorear la droga que se queda a distribuir en nuestros pueblos, nuestras ciudades, en nuestras universidades, en nuestras primarias, esa sería la prioridad o debería serlo.
Pero además, la droga es imposible detenerla por mar, por ambos lados del país, el mar es muy amplio y es muy difícil detectar el paso de la droga, por tierra también y por aire, por lo menos hay que cuidar que esa droga no esté aquí.
Sí yo detecto un cargamento que dice Estados Unidos, si yo sé que ese va para allá esa no es mi bronca, hay que ser prácticos en esto.
Lo importante es evitar que esa droga se quede aquí y se consuma acá.
…Hablo que la prioridad sea evitar que allá droga en la escuela, en los barrios, en las colonias, en las ciudades, eso es lo que hay que cuidar.
Temporalmente, por un tiempo no sé cuanto pueda ser, cinco diez años quince no lo sé, mientras generemos una cultura de no a las drogas, que no lo hemos podido ser, esto debe de empezar desde la casa desde antes del preescolar, mientras no blindemos culturalmente a nuestra población, hay que tratar que la drogas entren a las primarias, en nuestras ciudades, hoy estamos tratando que la droga llegue al Paso Texas, Tucson, a Washington, nombre que de eso se encarguen los gringos.
Creo que hay que revisar la estrategia, es una estrategia que yo llamo estrategia fallida, que tiene soporte fundamental la lucha frontal policiaca militar y eso es un error, porque eso lo único que genera es más violencia.

Pablo en el PAN
Las alianzas… en México son ocurrencias de los dirigentes para repartirse el poder y el argumento es muy fácil, hay que quitarle la hegemonía del partido de toda la vida, con ese discurso aquí en Chiapas hicimos una alianza y de esa alianza, podemos decir que fue sumamente exitosa la alianza en lo electoral.
Pero cómo fue la alianza en el gobierno, a lo mejor alguno de ustedes discrepa, y he escuchado la opinión de muchos chiapanecos que recuerdan a Pablo Salazar Mendiguchia como el peor Gobernador que ha tenido este estado, el más corrupto, el más prepotente, el que más derechos humanos canceló, el más perseguidor de medios de comunicación, alguno de ustedes no está de acurdo con eso, yo lo suscribo, yo creo que fue un pésimo gobierno, como lo fue el de Antonio Chavarria en Nayarit y los nayaritas todavía lo recuerdan como el peor gobierno, que fue producto de una alianza.
Por eso no solamente basta quitar al partido anterior, se trata de que propones a cambio.

Terminé
Comentarios en: vypher55@yahoo.com.mx, vinicioportela@gmail.com,
Twitter: @VinicioPortela o en el blog vinicioportela.blogspot.com