lunes, 11 de mayo de 2015

CIDH condena el asesinato de un periodista

Relatoría Especial 
CIDH condena el asesinato de un periodista 
y la desaparición de otro en nuestro país
Vinicio Portela Hernández
Ante el homicidio del periodista Armando Saldaña Morales y la desaparición de Bernardo Javier Cano Torres, la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) condena estos actos e insta a las autoridades el esclarecimiento de estos hechos que coartan severamente la libertad de expresión.
En un comunicado de prensa, el organismo internacional de los DH señaló que “el Estado de Veracruz, donde vivía Saldaña Morales, es uno de los más peligrosos en México para ejercer el periodismo. A comienzos de este año fue asesinado en ese mismo estado el periodista y activista José Moisés Sánchez Cerezo, y reporteros de esa zona han denunciado amenazas en numerosas ocasiones.”
Los restos del comunicador veracruzano fueron hallados el 4 de mayo cerca de la localidad de Acatlán de Pérez Figueroa, en el estado de Oaxaca. 
En el caso de Bernardo Javier Cano Torres fue reportada su desaparición el 7 de mayo por la Fiscalía del Estado de Guerrero en la localidad de Iguala.
“La Relatoría manifiesta su preocupación e insta a las autoridades mexicanas a actuar de manera pronta y oportuna para encontrar con vida al periodista secuestrado y esclarecer los motivos del asesinato ocurrido, además de poner en práctica todos los instrumentos jurídicos con los que cuenta para identificar y sancionar a los responsables”, señaló en su boletín la CIDH.

Para finalizar el texto, la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión recordó que: “el principio 9 de la Declaración de Principios sobre Libertad de Expresión de la CIDH señala: "el asesinato, secuestro, intimidación, amenaza a los comunicadores sociales, así como la destrucción material de los medios de comunicación, viola los derechos fundamentales de las personas y coarta severamente la libertad de expresión. Es deber de los Estados prevenir e investigar estos hechos, sancionar a sus autores y asegurar a las víctimas una reparación adecuada".