domingo, 9 de febrero de 2014

Impacto social

En Síntesis…
Impacto social
Vinicio Portela Hernández
La inversión en obras de infraestructura es una prioridad en el gobierno de Manuel Velasco Coello, por el impacto que produce en la dinámica económica de nuestro estado y para la prestación de servicios necesarios para el desarrollo productivo y social. No cumple una función en sí misma, sino que depende del servicio que brinda.
Proveer servicios de interés y utilidad pública requiere de un adecuado desarrollo de la infraestructura que los sustentan y que permiten su prestación concreta.
Los servicios básicos de infraestructura para el abastecimiento de agua potable y saneamiento, electricidad, telecomunicaciones y transporte colectivo, entre otros, son las prioridades con las que se está transformando a Chiapas.
Además de la generación de empleos y el consecuente aumento en el ingreso de las familias, se traduce en mejores niveles de bienestar. Con la priorización y análisis de los proyectos de inversión, siempre tomando en cuenta lineamientos de eficiencia gubernamental, se han impulsado importantes obras para mover a Chiapas y combatir los rezagos.
Qué se va a construir, cómo y cuándo, esto se define en el sistema de planeación estatal en el que participan todos los niveles de gobierno. Por ejemplo, a través del Sistema de Planeación de Fondos Municipales (SIPLANFM), se decidió que más de cinco mil millones de pesos fueran utilizados en obras de agua potable, alcantarillado, energía eléctrica, salud, educación y vivienda, en beneficio de dos mil 454 localidades que ahora cuentan con mejores niveles de bienestar.
La gestión del Güero Velasco para financiar las obras de infraestructura necesarias y comprometer el esfuerzo de todos los niveles de gobierno, ha sido clave para el despegue económico de Chiapas.
Con un liderazgo firme y un actuar transparente, este año se contará con mayores recursos para seguir avanzando en la ruta hacia el desarrollo.

Robo de vehículos
Estas fechas de principio de año son muy comunes para que las personas traten de vender sus vehículos u otras posesiones. La crisis está pegando duro en los bolsillos de los ciudadanos y utilizan los bienes para solucionar sus males.
Pero hay que tener mucho cuidado y más en lo que se refiere a la compra-venta de autos usados. En primer lugar porque hay que ser muy quisquillosos a la hora de revisar los papeles de un automotor y, segundo, que hay que verificar el prestigio de quien oferta.
Pero los fraudes es algo a lo que los ciudadanos nos debemos enfrentar diariamente cuando pretendemos hacer una transacción.
En lo que sí se debe andar en tres ojos y a cuatro orejas es en los robos, hace poco tuve la oportunidad de platicar con una víctima más de la delincuencia, a esta persona le robaron su auto, una camioneta con un valor aproximado de 270 mil pesos, y se la quitaron a base de un engaño.
Aquí la historia: Una persona que le urgía finiquitar algunas deudas decidió vender su camioneta y esta la publicitó en varios medios de comunicación y por la internet.
Luego de recibir varias ofertas decidió ir a ver a un par de mujeres que se interesaron en el vehículo, ellas le comentaron que cerrarían el trato en 250 mil pesos y que se lo pagarían en efectivo, pero que tendría que ser en un par de horas a fin de conseguir el dinero y ponerlo a consideración del papá de una de ellas, que dicho sea de paso la compra se haría real en el domicilio de este último.
Pasó el tiempo determinado y el dueño de la camioneta se dirigió a la ubicación que le proporcionó las mujeres y luego de esperar unos minutos apareció una pick-up sin placas de circulación y con los cristales polarizados, de ella descendieron un par de sujetos que le preguntaron a la víctima si traía los documentos de vehículo para realizar la compra.
Las dos personas revisaron los papeles y el auto, después de la supervisión amagaron al dueño con un arma de fuego y se llevaron la camioneta con todos los documentos y sin más ni más completaron el atraco.
La pobre víctima quedó en el lugar muy espantado por la acción de la delincuencia y tiene un temor, fundado, en que sí demanda el robo los delincuentes tomarán represarías en su contra ya que la documentación trae la dirección de un familiar y las mujeres con quien se entrevistó visitaron su casa.
Esta es la triste realidad de muchos ciudadanos que actúan de buena fe y por necesidad se arriesgan a este tipo de actos delincuenciales y por otro lado la autoridad no genera la suficiente confianza para realizar la denuncia por miedo a ser descubierto por los mismos malechores que muchas veces trabajan con el consentimiento de los uniformados.

Terminé
Comentarios en:
vinicioportela@gmail.com
vypher55@yahoo.com.mx
Twitter: @VinicioPortela
Facebook: Vinicio Portela Hernández

Blog: vinicioportela.blogspot.mx