martes, 5 de marzo de 2013

De Secretario a Guarura


En Síntesis…
De Secretario a Guarura
Vinicio Portela Hernández
Hay persona que solo sirven para rebajarse, que es su deleite lamer escrotos, que lo mejor que hacen es la adulación y la “barba”, que a la primera oportunidad que tienen se le tiran al “patrón” para que los pisoteen.
A estas personas se les conoce comúnmente como “arrastrados”, un ejemplo de este tipo de personajes de bajo perfil, por aquello que solo están en el suelo, es el Secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Jorge Luis Llaven Abarca, quien ha sido acusado reiteradamente de sus excesos como Ministerio Público, que se encuentra debidamente documentados los actos de tortura en los que hasta una persona ya perdió la vida.
Pero esa historia está más que sabida, tanto así que más de 200 organizaciones no gubernamentales defensoras de los derechos humanos ha manifestado públicamente su rechazo en contra del Secretario.
Pero como siempre, los “succiona testículos” quieren ser los que estén más cerca del gobernante, ahora Llaven Abarca con la prepotencia que lo caracteriza el pasado domingo hizo de las suyas en el Parque Deportivo Caña Hueca.
Es ese lugar el Gobernador del Estado, Manuel Velasco Coello, realizaba una carrera a fin de promocionar la Cruzada Estatal por el Deporte, uno de sus primeros proyecto en la nueva administración.
Ahí el Secretario de Seguridad y Protección Ciudadana se le ocurrió la grandísima idea de quitar a una jovencita corredora que su único delito era estar trotando a un lado del mandatario estatal.
Llaven Abarca la jaló por un brazo y con actitud casi retadora la mandó hacia un lado del pelotón que encabezaba Velasco Coello y él como buen “sirviente” ocupó el lugar de la infante.
Gracias a la fotografía este hecho no pasó a ser una anécdota más, sino se convirtió en una prueba de la prepotencia del funcionario multiseñalado como torturador, que ahora hace funciones de guarura.
El Gobernador Velasco no se dio cuenta de la actitud, por demás estúpida, de su empleado.
El comportamiento que siempre ha mostrado el mandatario estatal con el pueblo es de respeto, le gusta que lo apapachen, siempre trata de tener un contacto humano.
Es más, nunca ha sido de vallas, he observado en muchas ocasiones que el mismo Manuel Velasco salta los cordones de seguridad para saludar a la abuelita del pueblo, para cargar al pichito recién nacido o para saludar a los patriarcas de la comuna.
Me tocó observar como se tiraba de un estrado para saludar a los espectadores de sus discursos y hasta bailar con las muchachas de los municipios.
Es por eso que por tomándose atribuciones que no son suyas, el Secretario de Seguridad y Protección Ciudadana se comporta como todo un abusivo y muy lejano de lo que acostumbra su jefe.
Llaven es un auténtico “macaco” que quiere quedar bien con su “patrón” pero al hacerlo lo perjudica, cuando la imagen de Velasco es cercana a la gente, “Secre” se las da de muy guarura y le quita a una jovencita que por meritos propios podía correr a la par del Gobernador.
Pero de que los hay los hay y el único mérito que tiene Jorge Luis Llaven Abarca es su recomendación oaxaqueña que con actitudes prepotentes no le va a servir para nada.

Mayestros
Indignante, la postura de cientos de maestros holgazanes que se han apoderado de las calles de la ciudad. En primer lugar, porque son notoriamente asqueroso. Sí, pasar por el centro de la ciudad es como estar dentro de un depósito de estiércol. Porque quienes deberían enseñar buenos modales y respeto son ahora los sucios y mal educados. 
Con todo y eso, pretenden que se les paguen las horas de haraganería. Eso es absurdo, es un robo. Pretenden que se castigue a Elba Esther Gordillo por corrupta y ellos, son igual o peor. Porque si no han trabajado, no tienen derecho a cobrar.
Los pretextos que presentan para justificar un movimiento sin sentido, no deben ser escuchados por las autoridades. Incumplieron, que se incumpla con sus pagos. Si quieren seguir haraganeando, que lo hagan, pero que no cobren un céntimo. La irresponsabilidad, no puede ser solapada por nadie y menos cuando está de por medio la educación de los niños.

Terminé
Comentarios en:
Twitter: @VinicioPortela