martes, 7 de febrero de 2012

Defensa inexistente


En Síntesis…
Defensa inexistente
[Foto: Internet]
Vinicio Portela Hernández
Los defensores sociales y afectivos del ex mandatario Pablo Salazar Mendiguchía deben estar consientes que hasta el momento, el ahora recluso en el penal de Huixtla, no ha dado ninguna muestra de que se quiera defender legalmente, sus argumentos en la corte has sido pura “verborrea” pero no hay ningún sustento legal.
Discursos y palabrerías han reinado en el “Ego de Solo Yo”, pero de ahí a que aporte pruebas de su inocencia, no lo ha hecho.
Caso contrario, el Representante Social del Estado le ha aportado miles de fojas útiles a las averiguaciones previas que pesan en contra de Salazar Mendiguchía, ante esto los abogados defensores solo son mudos espectadores del “circo” que hace su defendido ante el juez, que después de “discursar” por varios minutos, al final confirma que se reserva su declaración. Totalmente contradictorio.
Los de afuera, están en las mismas, Pablo Salazar Pérez en vez de ayudarle a su encarcelado padre, se dedica a lanzar infundios, chismes y diretes, no aporta ninguna prueba fehaciente, quedando solo en un discurso mediático que no aporta en nada a la liberación de su padre.
Ahora el tío, José Luis Paulín Palma es acusado por la Procuraduría General de Justicia del Estado de ser el informante del “Ego de Solo Yo”, pues se encontraba con equipo para espiar, parte de este sustraído ilegalmente del Centro de Investigaciones de Control, Comando, Comunicaciones y Computo, conocido comúnmente por C4.
A demás, de que el “tío oreja” no era un improvisado, ya que en la época en que su “cuñis” era Gobernador, él era trabajador del citado Centro de Investigaciones, sabía lo que hacía y dónde estaba “colgado”.
Ahora resulta que don Paulín, así como Pamela Paulín Salazar y María Shilón Bautista, fueron secuestrados por la Procuraduría como parte de una “campaña de terror” orquestada contra “Pablo”, asegura el Junior, lo que no explicó el vástago de ex gobernador es cuánto le pidieron de rescate, digo, para que se encuadre el delito.
Lo que parece ciertamente, es que “Pablito Jr.” tuvo un “deja vú”, como si se regresará el tiempo y estuvieran en la administración del “Ego” y su “Fiscal de Lujo”, Mariano Herrán Salvatti, cuando ellos si realizaron una persecución a los colaboradores de Roberto Albores Guillén, no se diga a periodistas como al maestro Ángel Mario Ksheratto o los Conrados de la Cruz, padre e hijo, y a demás de líderes sociales.
¿De qué habla “Pablito Salazar”?, no será que se confundió de administración y piensa que su padre todavía sigue en Palacio de Gobierno.
Los delitos por los que se le acusan a Pablo Salazar Mendiguchía tienen un sustento legal, las cuales están dentro de varias averiguaciones previas, fundamentadas en pesquisas policiales e investigaciones de campo y gabinete que realizan los peritos en las materias.
Los alegatos del “Ego” son solo palabrerías, clásicas del que está desesperado, ninguno de sus dichos los ha podido comprobar y las advertencias de filtrar “documentos” comprometedores tampoco las tiene, de lo contrario ya deberían estar en manos de los juzgadores.
Una vez, desde este mismo espacio, dije que los peores enemigos del preso ex gobernador son sus propios abogados, hoy lo confirmo, ya que no son capaces de realizar una defensa congruente y a la altura de las acusaciones, se han trasformado en los “aplaudidores” de su “jefe” mientras que se sigue ahogando en su perorata.
Estas mismas acciones han generado que su hijo caiga en esos errores, no presenta pruebas sólidas de su inocencia, pero da “carretadas” de “chismes” a los medios de comunicación que sólo sirven para opacar el proceso contra su progenitor y vender muchas notas amarillas.
Esas mismas trampas las tienen los “ignotos” que desde el internet pretenden defender lo indefendible, exigen pruebas, aluden inocencia, mientan madres y acusan a cuanto pueden, pero a la hora de dar la cara no lo hacen, se escudan en el anonimato que les otorgan las redes sociales.
Hoy hay muchos usuarios de twitter y facebook que salvaguardan la imagen del “Ego” y sus “tracalerías”, pero no hay ninguno que tenga la valentía de presentarse ante las autoridades para defenderlo como se debe, hasta ahí se les acabó el valor civil.
Sí quisieran ayudar a Pablo Salazar Mendiguchía, familiares, amigos y cómplices, así como su vocero, el junior, deberían buscar pruebas irrefutables y tangibles de la inocencia del ex gobernador y no andar de “chismosos” levanta falsos.
Claro que lo anterior tiene una justificación, a falta de argumentos, mejor la invención.

Terminé
Twitter: @VinicioPortela, Blog: vinicioportela.blogspot.com