martes, 14 de febrero de 2012

Maestro golpeador

En Síntesis…
Maestro golpeador
Vinicio Portela Hernández
De nueva cuanta la vergüenza cae en el sector educativo, maestros que no entienden que la “letra con sangre entra” es parte del pasado y quieren seguirla aplicando.
A principios de mes, los diarios locales dieron la noticia que un profesor de la primaria “Fray Víctor María Flores”, de nombre Marcelino Sibaja de los Santos, golpeo con una vara en tres ocasiones las piernas de uno de sus alumnos, ya que el niño no guardaba silencio.
Lo que provocó que la madre del menor reclamará de inmediato justicia y la aprehensión del represor maestro que en su desfachatez reconoció la agresión ante la indignada mujer y hasta le dijo “que no era para tanto” para luego emprender la graciosa huida.
Por lo anterior, la ofendida recurrió a la autoridad y a medio día ya había presencia de elementos de la Policía Municipal y de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana en la escuela primaria.
También llegó el Director del plantel, Moisés Rodríguez Gordillo, que buscó de inmediato justificar a su troglodita profesor con el argumento de que Marcelino Sibaja solo “alineaba” a los niños porque son muy “groseros”, a demás de que el “pobre”  agresor debe ser comprendido ya que su esposa se encuentra enferma.
Rodríguez Gordillo hizo hasta lo imposible para que los elementos policíacos no se llevaran al golpeador y hasta quiso llegar a un arreglo con los furiosos padres de familia que pedían la cabeza del desalmado mentor.
La madre del niño agredido no aceptó las jugarretas del Director de la escuela primaria “Fray Víctor María Flores” y fue a interponer una denuncia ante la Procuraduría General de Justicia del Estado.
Pero la lentitud de las investigaciones, solo fomentaron la impunidad, al grado que el mismo Director Rodríguez inició una “campañita” en contra de los padres del niño agredido, que ahora resulta que el menor se merecía los varazos, que por cierto, según versión del mismo niño, esa vara está ornamentada con clips y grapas.
Moisés Rodríguez Gordillo protege al maestro agresor, tanto así que hasta suspendieron las clases en el grupo donde esta encargado Marcelino Sibaja de los Santos y mantienen las puertas de la primaria cerradas con candados, poniendo en riesgo a los niños de ocurrir algún percance.
La situación actual pinta para grave, ya que en una reciente reunión con los representantes de la Secretaría de Educación, el Supervisor de la Zona Escolar número 5, el Director del Plantel y los afectados, al parecer llegaron a la conclusión de dejar impune este delito, que se podría haber encuadrado en lesiones, agravado por ser un servidor público.
Según algunas versiones, el mentor agresor, Sibaja de los Santos, sólo será enviado a otro plantel, donde tendrá la oportunidad de seguir aplicando su “ortodoxo” método educativo, a varazos.
La Declaración de los Derechos del Niño, aprobada por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 20 de noviembre de 1959, dice en su articulado décimo: “El niño debe ser protegido contra las prácticas que puedan fomentar la discriminación racial, religiosa, o de cualquiera otra índole. Debe ser educado en un espíritu de comprensión, tolerancia, amistad entre los pueblos, paz y fraternidad universal, y con plena conciencia de que debe consagrar sus energías y aptitudes al servicio de sus semejantes.”
Ante las reformas Constitucionales aprobadas el año pasado, donde los Derechos Humanos y los tratados internacionales están contempladas en nuestra Carta Magna, esta agresión contra el niño de nueve años deberán ser investigadas a profundidad por las autoridades de procuración de justicia, a fin de que sea castigado el responsable de maltratar al alumno, sea cual sea su condición.
Si el maestro Marcelino Sibaja de los Santos se encontraba en una situación de quiebre emocional, el director lo hubiera conminado a que solicitara un permiso y así arreglar sus problemas.
Ahora el mentor se encuentra involucrado en un conflicto legal y administrativo, que no va a poderse resolver con una simple llamada de atención y cambiarlo de primaria.
Lo que también llama la atención es la ausencia del Consejo Estatal de los Derechos Humanos que no se ha pronunciado en el caso y que debería de ser actor activo para el esclarecimiento de los hechos y de acompañamiento a las víctimas, brindándole asesoría legal y hasta psicológica.
Estoy seguro que el Secretario de Educación, Ricardo Aguilar Gordillo, intervendrá de inmediato para encontrar una solución a este abuso por parte de maestro Marcelino Sibaja de los Santos, a demás de la protección y complicidad del directo de la escuela primaria “Fray Víctor María Flores” por permitir que se violenten los derechos de un menor.


Terminé
Comentarios en: vypher55@yahoo.com.mx, vinicioportela@gmail.com,
Twitter: @VinicioPortela, Blog: vinicioportela.blogspot.com