miércoles, 13 de octubre de 2010

Radio Proletaria la desmantelan por represión a crítica gubernamental


En Síntesis…
Radio Proletaria la desmantelan por represión a crítica gubernamental
* Desde la estación exigían la libertad de Caralampio Gómez Hernández y Juan Días Gómez actualmente recluidos en “El Amate”.

Vinicio Portela Hernández
Elementos de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Chiapas desmantelaron la noche del martes la estación de Radio Proletaria, 107.5 de Frecuencia Modulada, sin que se presentará orden judicial federal alguna y deteniendo a cinco personas, entre ellos un menor de edad.
Según testimonios relatan que “aproximadamente a las 19:45 del 12 de octubre, elementos policiales y de la PGJE entraron a las oficinas de la organización Emiliano Zapata, la cual brinda espacio para que la Radio Proletaria haga sus transmisiones, como normalmente lo viene haciendo desde hace ya cuatro años.”
En ese horario se encontraba al aire el programa Reactor 20, conducido por el menor de edad conocido como “Hendrix”, quien según los afectados se encuentra desaparecido así como los cuatro adultos.
En el relato de los testigos, aseguraron que los policías les dieron 30 minutos para desalojar el lugar y “vecinos de la colonia 12 de noviembre de Tuxtla, Gutiérrez miraban como los cuerpos policiacos removían todo y cargaban con libros, computadoras, cables y audífonos, también con partes de un objeto rojo con blanco al parecer una antena, hasta que empezaron a cerrar todo y poner unos sellos de asegurado.”
Al termino del operativo, miembros de la OPEZ y familiares de los detenidos esperaron frente a las oficina de la Procuraduría General de Justicia del Estado, pero hasta las 00:00 horas del miércoles no recibían ninguna información de la autoridad de los indiciados, por lo que están en calidad de desaparecidos. Aunque después de medio día reconocieron que se encontraban en poder de la autoridad judicial y que tenían que declarar para recuperar su libertad.
Cabe destacar que este operativo se considera como una arbitrariedad realizada por el Gobierno del Estado, ya que la PGJE está actuando en un delito que es del orden federal, por lo que está invadiendo el ámbito de la Delegación de la Procuraduría General de la República ya que es un “delito de violación a la Ley General de Bienes Nacionales, en la modalidad de uso, aprovechamiento y explotación de un bien de la nación, sin contar con concesión de la autoridad competente, previsto y sancionado por los artículos 149 Y 150 de la Ley General de Bienes Nacionales en relación al artículo 13 fracción II del Código Penal Federal”,
Aún cuando la PGJE de un desglose del expediente a la fiscalía federal, continúa siendo una violación ya que la autoridad estatal no cuentan jurisdicción en dicho delito y menos aún un juez local.
Por lo anterior, el aseguramiento de los cuatro adultos miembros de la OPEZ y el menor de edad, Hendrix, es una detención ilegal, así como incautar el equipo de la Radio Proletaria, lo que indica una venganza por parte del Gobernador del Estado Juan Sabines Guerrero porque la organización tiene un plantón denunciando que Caralampio Gómez Hernández y Juan Días Gómez son presos políticos y exigen su libertad.
No hay que ser expertos en leyes para hacer estas consideraciones del falso operativo con tintes de desquite, que representan parte de la política de acallar la crítica al gobierno sabinista, que por más que esconde la mano ante la represión, los errores se sus subordinados y la mala complicidad con la fiscalía federal hizo que fuera evidente el coraje hacia la OPEZ por reclamar justicia y libertad para sus compañeros.
Terminé

Comentarios en: vypher55@yahoo.com.mx, vinicioportela@gmail.com,
twitter @VinicioPortela o en el blog vinicioportela.blogspot.com