martes, 22 de mayo de 2012

Los presidenciables


En Síntesis…
Los presidenciables
Vinicio Portela Hernández
Las campañas electorales federales ya están llegando al medio tiempo, los números estadísticos siguen en una igualdad de condiciones, algo muy parecido al inicio de la contienda. Poco a sido la diferencia.
Después del aburrido debate y del escote de la “Edecán del IFE”, Julia Orayen, la manipulación de los datos han estado más que evidenciados. Nadie ganó, solo hubo un gran perdedor, que fue la audiencia.
De ese punto a la fecha, los candidatos y sus campañas empezaron a tomar nuevos rumbos. Josefina Vázquez Mota se puso la armadura y empezó a tirar “chingadazos” a diestra y siniestra, tanto para el candidato del Partido Revolucionario Institucional, Enrique Peña Nieto o para la dueña del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, la “mayestra” Elba Esther Gordillo.
Doña “Cannabis”, asegura que entre estos dos personajes hay “chanchullo”, que ya se pusieron de acuerdo para que los “profes” voten por el PRI, “ambos dos” lo niegan. Por un lado el “copetudo” recalca que los maestros son libres y que votarán por quien ellos quieran. Y la “chiapaneca” ya le reviró a la “Chepina” y no la bajó de traicionera.
Para la JOVAMO, estas calificaciones la tienen sin cuidado, es más, confía que le van a ayudar, ya que esto significa que ella nunca pactó con “Elba Esther” como “supuestamente” ya lo hizo Peña Nieto.
Ese escándalo estuvo bueno, pero mejor se puso con la visita de EPN a la escuela más “fresa” de México, la Universidad Iberoamericana, el encuentro con los estudiantes estuvo ríspido, tanto así que el ex Gobernador del Estado de México salió más rápido que el “correcaminos” de las instalaciones universitarias.
Los Asesores de don “Kike” a “cagaron”, ya que le aconsejaron a su candidato que minimizara el asunto, calificándolo como un conflicto menor y de ser parte de una contra campaña orquestada desde las izquierdas.
Lo anterior apoyado por Televisa y TV Azteca, así como por los periódicos de la Organización Editorial Mexicana, propiedad del magnate Mario Vázquez Raña.
Esta acción enfureció a los estudiantes, que salieron a manifestarse en las principales capitales de toda la república, en el Distrito Federal la marcha contra Peña Nieto fue monumental, según los datos de la Secretaría de Seguridad Pública capitalina participaron en la marcha más de 40 mil personas.
El que no paraba de felicidad, fue el candidato “osito cariñosito”, Andrés Manuel López Obrador, que al ver esa muestra de desprecio de la “chaviza” al candidato puntero, pues hasta las lagrimas se le salieron y se puso sentimental.
Claro que esta muestra contra EPN no tiene precedente alguno, sin embargo, hay que dejar las cosas al ras de piso, la gran mayoría de los manifestantes, son muchachos que nunca han asistido a emitir su voto, una, porque apenas han cumplido la mayoría de edad, y dos, porque nunca les ha interesado la política.
Si esta “grilla” se concreta, Enrique Peña Nieto perderá votos, pero no al grado de que ponga en peligro su campaña. Desafortunadamente, las elecciones son los domingos y ese día en especial, para la banda fresa, es un día de reposo, sí, de reposar la cruda ya que el sábado de “antro” no lo para ni la Ley Seca. Espero equivocarme, pero la manifestación fue muy lucidora y apantallante, pero no será la diferencia en la práctica electoral. A la banda le da “wueva” ir a votar.
Si esto fuera una constante, las marchas, mítines, plantones y de más formas que tienen los simpatizantes del “endiosado” AMLO para rendirle tributo ya hubieran funcionado. Sino hay que recordar el supuesto millón de personas en el Zócalo del DF cuando se ungió como “Presidente Legítimo”. ¿A caso funcionó?, pues no.
Todas las encuestadoras siguen marcando como puntero en las preferencias al marido de la “Gaviota”, no le  pudieron restar puntos, la que no puede decir lo mismo es Josefina “Vas que fumas”, la cual ya fue alcanzada por el “PG” y se encuentran en un empate técnico.
La campaña de Vázquez Mota va en declive, no sube ni aunque le pongan helio. Se le nota cansada, su discurso se convierte en monótono y aún con su cambio de “look”, la “tía” no impacta, se le nota que ha perdido peso y su estrés está a flor de piel.
Andrés Manuel López Obrador está perdido, no sabe como llamar la atención, el “amor” que profesa no le es suficiente y piensa que con decir mentiras populistas va a conseguir votos.
Asegura que va a bajar la gasolina y el gas, que va a reducir un 50 por ciento el salario de los altos funcionarios, que va a crear tres millones de empleos anuales y acabará con la delincuencia. Eso sí, nadie sabe como le va hacer, pero el “todopoderoso” no le cuesta prometer.
La campaña sigue y en esta primera etapa está igual. Ojalá que la ciudadanía agarre conciencia y que no espere que los políticos hagan el cambio. Que salgan a votar, sea cual sea su preferencia, pero que participen y eso hará la verdadera diferencia.

Terminé
Comentarios en:
Twitter: @VinicioPortela