jueves, 17 de mayo de 2012

Con la lupa en la contienda 2


En Síntesis…
Con la lupa en la contienda 2

Vinicio Portela Hernández
Ya iniciaron las precampañas y los partidos políticos se están desbaratando desde sus entrañas. La lucha por el poder, intereses personales y a falta de un compromiso con la ciudadanía, han desatado acontecimientos catastróficos en esos institutos.
El Partido de la Revolución Democrática, verdaderamente es el que a peor le va, no levanta, desde la imposición de la ex priísta María Elena Orantes López, para los amarillos trascurren días en penumbras, cientos de simpatizantes y militantes han cogido maletas y se van, una gran mayoría está haciendo fuerte la precandidatura Verde de Manuel Velasco Coello.
Uno de ellos, es Ernesto Gutiérrez Villanueva, quien pactó con su estructura y la puso a disposición de El Güero.
El Tractor, como se bautizó al él mismo, ya está operando en la zona agrícola chiapaneca, donde supuestamente es fuerte y conocido.
No solo entre la militancia tiene problemas en el Sol Azteca, también jurídicamente están “tronados”, el revés que le puso el Tribunal Electoral y Administrativo del Poder Judicial del Estado para reponer en la dirigencia a Luis Raquel Cal y Mayor, dejó vulnerable a la raquítica postura del “pichurriento” Senador Carlos Sotelo García.
Pero lo más grave, es lo que ya adelantaba en anteriores entregas, la posibilidad real de que el PRD no pueda inscribir a su “gallinita” a la contienda, ya que al esta en un litigio, los amarillos estarían imposibilitados de presentar a “Malena” ante el Instituto de Elecciones y Participación Ciudadana, ya que esa potestad recae en la figura de Luis Raquel.
Claro que esto no significa que los partidos del Trabajo o Movimiento Ciudadano no puedan inscribirla, lo podrán hacer, pero las prerrogativas más altas se encuentran el en PRD, por lo que los “minipartidos” tendrían una campaña con muchas carencias. Así o más negro el panorama.
Por otra parte, en el panismo chiapaneco las cosas van de mal en peor, acusaciones y descalificaciones de bandos en pugna, ponen a los azules en una controversia.
Por un lado se encuentra la pandilla de Juan José Rodríguez Prats, que desde el centro de país, trató de imponerse con ayuda del “neo Santa Clouse”, Diego Fernández de Ceballos.
Como pudo y con “tracalerías” trató de ponerle “piedritas” a Emmanuel Nivón para que lo bajaran del “carrito” de la contienda interna, casi lo logra, pero el Tribunal Electoral y Administrativo del Estado invalidó su queja.
El tabasqueño Rodríguez Prats, se quejó, lloró y pataleó, pero poco pudo hacer ante la resolución del tribunal, por ello, como buena “rata”, abandonó el barco de la ilusión de ser candidato a la Gubernatura por Chiapas, como lo fue en 1994 por Tabasco.
Pero como tiene una amplia escuela de la Universidad del Mañanero, casi casi se puso su nariz de payaso y despotricó contra el panismo chiapaneco, calificándolos de antidemocráticos y corruptos.
Eso sí, nunca explicó como fue que consiguió su constancia de residencia del municipio de Pichucalco, cuando en los últimos veinte años no ha vivido en ese lugar.
Por lo anterior, sería muy sano por parte de las autoridades electorales y de procuración de justicia, que se investiguen como llegó a sus manos tan importante documento, a fin de deslindar responsabilidades en lo que “apesta” a delitos de tráfico de influencias y uso ilegal de documento oficial.
A demás, de que se debería llamar a cuantas al propio Presidente Municipal de Pichucalco, el priísta Andrés Carballo Bustamante, por facilitar la entrega de la constancia de residencia a una persona que no la tiene, lo que es completamente ilegal.
Para Emmanuel Nivón la contienda panista está muy enturbiada, primeramente su candidatura, que ya es casi un hecho, le permitiría a los de Acción Nacional decaer a la cuarta o quinta posición de las preferencias electorales del estado.
Nivón solo lo conocen en Tapachula, pero en la Perla del Soconusco lo consideran un mediocre político, que no pudo con un municipio, menos va a poder con la administración de un estado. Así que su designación es de “papel higiénico”.
Otra baja importante para los “panuchos” es la salida de Emilio Salaza, ex Secretario General del Ayuntamiento de Tuxtla Gutiérrez y quien se separó del cargo para buscar la candidatura a la Alcaldía capitalina.
El Vicerector, era la carta fuerte del PAN, pero todo indica que ya inició su recorrido hacia el Partido Verde Ecologista de México y se incorpora a la precampaña de Manuel Velasco Coello, teniendo un espacio en la lista de Diputados plurinominales.
Lo único que sobresalta en lo positivo en esta enmarañada contienda, es la aprobación de Zoé Robledo como candidato a la primera fórmula del Senado por el Movimiento Progresista.
Muy extraño de ellos, pero “Zoé” logró que se pusieran de acuerdo y por unanimidad el PRD, PT, Movimiento Ciudadano y hasta la rejega de Morena, por lo que el ex Presidente del Congreso Local irá en búsqueda de la curul.
Robledo, pese a que no es un militante activo del perredismo, ha traído una convicción de izquierda moderada, donde se ha distinguido por ser un joven político que busca acuerdos y entrega soluciones.
Por lo que se espera que en esta participación por la búsqueda del voto, aflore la experiencia que le dio ser parte de la actual legislatura local, ya que en su periodo al frente del Poder Legislativo fue intenso.
En el Partido Revolucionario Institucional su proceso interno solo se puede calificar de un desastre, no se necesita mucho para hacerlo, a comparación de los azules y amarillos, en el tricolor solo se necesita de su líder “ambicioso” para hacer un “desmadre” la designación de las candidaturas.
Las denuncias por la venta de escaños y el supuesto fraude de las encuestas, donde la “billetiza” era la formula mágica para ganar.
Roberto Albores Gleason se encuentra inmerso en una vorágine de corrupción, donde sus mismos militantes son los que lo acusan.
Tanto ha sido el miedo del “Diablito” que por días la sede central del PRI en Tuxtla Gutiérrez se ha mantenido cerrada, ante la posibilidad de que los defraudados y sus seguidores tomen el inmueble como forma de presión. El miedo no anda en burro.

Votar Libre
Diferentes reacciones causó mi cometario sobre el derecho que tenemos los ciudadanos de votar libremente y de anular la boleta si así fuera el caso.
Para muchos, esta postura es un acto que no abona a la democracia, es más, que ni como protesta funcionaría, ya que sería casi imposible que la mayoría anulara el sufragio.
A ellos, ahí va mi contestación: Por ejemplo, si cada tres años usted se comprara unos zapatos, querría que su calzado fuera de la mejor calidad, cómodos, acorde a sus necesidades y que tuvieran la seguridad que me van a durar ese lapso de tiempo.
Teniendo esto en cuenta, puedo ir a las zapaterías amarillo, azul, verde, naranja, morena o tricolor a buscar los zapatos.
Pero en cada una de ellas no hay de mi número, soy 8 de talla, pero solo hay 6, 7 1/2 y 9, o peor aún, son de tan pésima calidad que con medírmelos se rompen.
O una de dos, me compro un par de zapatos que no cumpla con mis expectativas y busco el menos peor o no compro nada y le digo al dueño de la tienda que a falta de opciones se puede quedar con su calzado por otros tres años más.
Lo mismo pasa con los partidos y candidatos, por qué tendría que votar por alguien que no me llene mis expectativas o por ser el menos peor aún cuando me aprieten y me molesten por todo un trienio.
Siendo lógicos, si nadie en su sano juicio se compraría unos zapatos que no le quedan, algo más importante como elegir a quien va administrar los recursos públicos debería tener mayor atención.
Hay que salir a votar este día uno de Julio, si tienes a tus candidatos de preferencia dales tu confianza, pero si nadie te convence, has lo mismo, vota por nadie.

Terminé
Comentarios en:
Twitter: @VinicioPortela