miércoles, 14 de septiembre de 2011

Congreso del Estado


En Síntesis…
Congreso del Estado
 [Foto: Internet]
Vinicio Portela Hernández
La LXIV Legislatura del Congreso del Estado está con mucha “chamba”, el trabajo que hace los diputados Zoé Robledo Aburto y Juan Jesús Aquino Calvo, está sobresaliendo en todos los ámbitos, este par de jóvenes están cumpliendo con su palabra de trabajar aún cuando es muy corto su periodo.
A penas, Robledo recibió en el Palacio Legislativo a la Administradora General del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, Helen Clark, una protagonista en la política internacional y referente del poder que han adquirido las mujeres en el mundo.
En sesión solemne y extraordinaria, el pleno escuchó a Helen Clark, donde resaltó todas las modificaciones a la Constitución chiapaneca que permiten el combate a la pobreza y todos los males sociales que conlleva el rezago.
La neta, la Administradora del PNUD llenó de halagos la administración del gobernador Juan Sabines y hasta dijo que estaba pensando cambiar sus oficinas de Nueva York para trasladarlas a la Torre Chiapas. Órale!
El Diputado Robledo, se portó a la altura de la responsabilidad que le da ser Presidente de la Mesa Directiva, le dio la bienvenida a la representante de la Organización de las Naciones Unidas, exaltó la cooperación que existe para que los resultados en combate a la pobreza sean positivos en Chiapas.
El también Presidente de la Comisión de Desarrollo Social y Seguimiento a los Objetivos de Desarrollo del Milenio, añadió que para la entidad su visita representaba un hecho histórico porque personifica “la victoria de la cooperación, del triunfo de la fraternidad, el día del éxito de los lazos de colaboración de Chiapas con el mundo”.
Zoé Robledo Aburto, también le expresó a la Helen Clark que en Chiapas los acuerdos han logrado llevar a los consensos que permitieron tomar decisiones, entre esas la de combatir a la pobreza que fueron sustentadas en los ODM.
Al final del evento, el Presidente de la Mesa Directiva intercambió palabras con la Administradora del PNUD, en perfecto inglés platicaron, la representante de la ONU escuchaba atenta para luego despedirse y el legislador declaró un receso.
Después, junto con el Gobernador del Estado, Juan Sabines Guerrero y la señora Isabel Aguilera, Zoé Robledo debeló una placa conmemorativa a la visita de la Administradora Clark.

Nandayapa
Para los que piensan que los acontecimientos culturales son aburridos es porque no ha estado en un evento de literatura histórica, los intelectuales tienen muy buenas formas de “mentársela” de manera rimbombante.
Al inicio de semana el Doctor Mario Nandayapa presentó su libro “De lo literario a lo íntimo” movimiento armado en Chiapas denominado Mapaches 1914-1920 en el Congreso del Estado.
Se puso bueno el “traka traka”, historiadores y escritores daban su punto de vista ante el trabajo realizado por Nandayapa, al grado de la crítica y la lucha de egos.
El primero al pasar al “ruedo” fue Eberto Morales Constantino, quien calificó el texto como un documento histórico, que muestra y enseña, bien explicado desde la introducción de la obra.
El escritor reflexionó que para escribir novela histórica se debe estudiar, pero no para escribir historia, la historia ya estaba ahí.
Señaló que el novelista histórico da un paso más allá y la recrea desde su imaginación, para eso se deben internar en el alma de la gente, el novelista histórico nos presentara la historia de cómo él se la imagina.
Luego le tocó al historiador Carlos Román García, dijo que el libro de Mario Nandayapa va a contribuir a que los chiapanecos sepamos mejor la historia de la entidad pero que no debemos confundir la literatura de los sucesos de la revolución.
Lo anterior porque ninguno de sus protagonistas cuanta sus historias directamente, no hay testimonio directo.
Pero admitió que permite conocer de estos hechos, como lo es la historia de los Mapaches, aún cuando ya hay muchos textos que son poco conocidos.
Román García también comentó sobre la distribución del libro donde exponen cuentos, poesía, corridos y documentos que permiten conocer –lo que él llamó- un movimiento contra revolucionarios que su objetivo principal era rechazar a Venustiano Carranza como líder de la revolución.
Y felicitó a las universidades por editar este libro. Concluyó diciendo que en lo general es un libro que invita a los jóvenes escritores para que retomen este tema, el de la novela histórica.
Entre estos dos últimos ya la discrepancia existía, la primera postura de Morales Constantino determinaba que la literatura presenta a la historia, pero para Román García la historia no se debe confundir con la literatura.
Pablo González Casanova enfático disertó que el movimiento de Los Mapaches no hicieron ninguna revolución, ya que la historia es compleja y se debe comprender las relaciones humanas y no revolucionarias. O sea que ninguno tiene la razón, sino todo lo contrario, ja!
Para rematar el poeta Ricardo Cuéllar, le puso “la cereza al pastel”, ilustró que la historia se puede narrar desde la literatura, no por suplantar a los historiadores, sino porque la literatura está en todas partes.
La literatura, dijo el maestro Cuellar, es como una forma de mirarnos a nosotros mismos, que un hecho histórico se puede ver desde varios puntos de vista, no se trata de un acto voluntarismo para juntar textos, aquí no hay tesis, aquí nos encontramos con el cruce de varios discursos y las lecturas serán varias, según el lector y como se asuma la lectura.
Para el poeta no es posible confundir los discursos, para empezar la literatura no es un documento, dijo, es puramente la percepción del lector.
Añadió que toda escritura es ficción o relato, la cuestión es asumir el rol que cada uno le corresponde. Hacer creer que la historia contada es real es un punto de vista.
Ricardo Cuellar felicitó al escritor afirmando nos ha puesto en el lugar que merecemos, con una obra literaria sabia, que nos pone a pensar y aseguró que recordar es inventar.
Se puso buena la “bronca” en la presentación del libro del Doctor Nandayapa, donde los conceptos de literatura e historia contraponen a los estudiosos al punto de entrar a la filosofía del trovador Silvio Rodríguez: que es lo mismo pero no es igual.

Ganar Vince Lombardi
Luego de una larga lucha de denunciar las obscuras intenciones del Club de Fútbol Soccer Profesional, los Guerreros del Atlético Chiapas”, por apoderarse ilegalmente del Estadio Samuel León Brindis, la Diputada Rosario Pariente Gavilto me informó con mucha alegría que el Gobernador Sabines había prometido que los “pamboleros” se irían a la Misión a jugar.
Por lo anterior y para que muchos entiendan que el deporte de la tacleados es una forma de vida, trascribo parte de un trabajo del escritor Eduardo Rodríguez Costantino, sobre la “Las Claves de la Motivación y el Liderazgo de Equipos de Vince Lombardi” el más grande coach de la historia del Fútbol Americano:
El tema de bajar los brazos o darse por vencido
Uno de los puntos fundamentales de la filosofía de Lombardi, estriba en lo que él dio en llamar “el segundo esfuerzo”, es decir tener el convencimiento y llevarlo a la práctica en todo momento de no darse por vencido e intentar nuevamente, con renovados bríos el lograr el objetivo buscado. Como decía el poeta “…no te des por vencido, aún vencido, no te sientas esclavo aún esclavo, trémulo de pavor piénsate bravo y arremete feroz ya mal herido”.
Muchas de las veces que no logramos cerrar una venta, o que no logramos que el invitado se incorpore fue porque en algún momento del trayecto de la vinculación, perdimos la fuerza, el convencimiento, nos atemorizó la posibilidad del rechazo y esas sensaciones drenaron nuestra certeza, nos hicieron débiles, nuestro interlocutor lo advirtió y perdimos la oportunidad.
Lombardi decía “nunca he perdido un juego, sólo no tuve la cantidad de tiempo necesario para lograr la victoria”. Muy probablemente muchas invitaciones frustradas, muchas ventas perdidas, hubieran tenido otro destino si usted no se hubiera dado por vencido. No se rinda.
Dijimos muchas veces que usted no puede pactar con el miedo o lo atraviesa, o él lo vence. Debe tener claro este concepto para lograr actuar en consonancia con él.
Los cambios, lo inesperado,  lo desconocido muchas veces generan miedo, por ello es aconsejable estar preparado y enfrentarlo.
Que cada contacto suyo signifique una nueva experiencia, experiencia que brindará nuevas ideas, nuevas posibilidades. Sepa cuando logró el resultado buscado por qué lo logró, para poder repetirlo, sepa cuando no logró lo que buscaba, por qué falló, así podrá evitar que se repita.
Uno  de  los miedos más frecuentes es el miedo a la equivocación. Todos nos equivocamos en algún momento, es humano. Lo importante es no repetir la misma equivocación una y otra vez, lo que ocurre cuando hacemos como que no advertimos el error.
Individualice los errores, sondee las causas, proponga las soluciones. Si se equivoca, piense en la cantidad de veces que se equivocó, lo intentó de nuevo y resolvió un problema, eso le dará fuerza, para volver a repetir el proceso, con más experiencia y con premisas más ajustadas.
El miedo a la derrota es tal vez uno de los más universales, todos lo hemos sentido, al encarar una venta, al presentarnos para un debate, al realizar una invitación, al encarar una tarea. Que las cosas salgan mal es parte del trabajo, lo importante es no detenerse, seguir intentando, individualizar las fallas, evitar las equivocaciones, cuanto mayor sea su preparación, cuanto mayor sea su entrenamiento. Cuanto más experiencia acumule, menos derrotas tendrá y este miedo irá perdiendo virulencia y valor.
Finalmente recordemos que cuanto menos recursos más vulnerabilidad, la capacitación es un recurso, el entrenamiento es un recurso,  la vinculación también lo es, tanto como el grupo y su línea ascendente, usted no está solo. Cultive sus recursos, amplíe sus horizontes ello le hará más fuerte, le dará más coraje ahuyentando muchos de los miedos que le atacan.
Lombardi decía que la diferencia entre una persona exitosa y los demás no es la falta de fuerza, ni de conocimientos, sino más bien de voluntad y agregaba: El trabajo más duro, es el de no rendirse. 

Terminé
Comentarios en: vypher55@yahoo.com.mx, vinicioportela@gmail.com,
Twitter: @VinicioPortela o en el blog vinicioportela.blogspot.com