martes, 29 de enero de 2013

Colonos de nueva cuenta retienen vehículos de compañía celular


POR NO QUITAR ANTENA DE TELECOMUNICACIONES

Colonos de nueva cuenta retienen
vehículos de compañía celular 
Vinicio Portela Hernández
De tomada de pelo es como califican el trato que han recibido habitantes de la colonia popular San Pedro Progresivo por parte de las autoridades y de la compañía Cenntinieal TWR México, que desde hace más de tres meses están quitando una antena de telecomunicaciones.
Hartos de ser ignorados, de nueva cuenta los colonos tomaron la decisión de retener nuevamente dos vehículos de dicha compañía, así como a ocho trabajadores, quienes pretendían instalar equipos emisores de frecuencias celulares y poner un portón metálico en el terreno baldío donde está instalada una torre de más de 47 metros de altura.
Los afectados  alegan que en dicho predio no está permitido tener este tipo de edificaciones, ya que es una zona urbana y los permisos de construcción deben ser solo para casa habitación.
La antena de Telefonía celular se encuentra ilegalmente instalada sobre la Avenida Chichinal, manzana 39, lote 24, entre las calles Nido de Águila y Cerro Taray de la Colonia San Pedro Progresivo.
Los vecinos de dicha colonia aseguran que el personal de la compañía Centenniel TWR México les han indicado que los aparatos colocados en la torre producen alta radiación y que pueden ser peligrosos para la salud de las personas.
Además que según un estudio de factibilidad, que realizó un vecino que es ingeniero civil, indica que las proporciones que tiene el predio no son las idóneas para que se coloque una antena de más de 47 metros de altura, ya que el aire de los tensores deben de tener un diámetro mayor a los 30 metros y estos apenas alcanzan los cuatro metros desde el centro de la edificación.
Aún cuando los afectados han denunciado reiteradamente esta anomalía a las autoridades, estas no han hecho nada para solucionar el problema. Hasta han acudido a Protección Civil para manifestar que la antena provisional está montada sobre un remolque, prácticamente al aire sostenido con piedras y aún así no llegan a clausurar la obra.
A la fecha, los colonos han retenido por cuatro ocasiones vehículos y personal de la empresa de radiocomunicaciones y los han dejado ir luego de una negociación con la promesa de retirar la antena, sin embargo se ha incumplido en la palabra y siguen tratando de dejarla en ese sitio pasando por encima del clamor popular.
Por ello y ante la falta de interés de las autoridades, los colonos con el apoyo de la asamblea de barrio tomaron la decisión de que si esto persiste quemarán los vehículos de la compañía Centinnial TWR México hasta que quiten la antena de telefonía celular.
Los afectados se dicen cansados de que empresas que manejan mucho dinero quieran comprar la voluntad del pueblo e imponer por la fuerza su voluntad.
También exigieron a las autoridades responsables hacer valer la denuncia de estos hechos y llamar a cuentas al propietario del predio, Francisco Javier Trujillo Pérez, a fin de que presente la documentación que le permita arrendar su propiedad para la instalación de una antena de telecomunicaciones.
Cabe señalar, que en este más reciente altercado en la colonia San Pedro Progresivo, una supuesta esposa de Trujillo Pérez trató de intimidar a la comunidad, aludiendo que le “valía madres” que dicha antena causara daños a la salud ya que es propiedad privada.
Así mismo dejó a una persona que fotografiaba a los colonos e informaba vía teléfono móvil lo que acontecía en el lugar. Ese joven pretendió amedrentar  a este reportero.
Hasta el término de esta nota informativa, los colonos todavía tenían retenidos a los vehículos y trabajadores, asegurando que no los iban a dejar ir hasta que la empresa y las autoridades se comprometan a quitar la antena o tomarían medidas más extremas para hacerse escuchar.