domingo, 20 de enero de 2013

No se discrimina a Madariaga


En Síntesis…
No se discrimina a Madariaga
Vinicio Portela Hernández
Hace unas semanas, el Consejero Presidente del Consejo Estatal de los Derechos Humanos en Chiapas, Florencio Madariaga Granados, invitó a un grupo de periodistas a un desayuno, según esto para celebrar el inicio del año.
Claro está que dicho desayuno se convirtió en una conferencia de prensa, pues los temas que hay al interior del CEDH son muchos y los señalamientos a su titular aún son más.
Florencio Madariaga quiso a como dé lugar que las preguntas estuvieran a modo y entorno al pronunciamiento de la Comisión Nacional para la Prevenir la Discriminación, que hace una crítica a la Ley del CEDH la cual “según” es discriminatoria por tener como requisito para Consejero el de ser chiapaneco por nacimiento.
Madariaga siempre ha aludido que Él tiene el mismo derecho que cualquier ciudadano nacido en Chiapas, ya que cuanta con más de 5 años de residencia y por esa razón la ley le otorga la facultad de ocupar la titularidad del Consejo.
También manifiesta que por supremacía de ley, el Consejero puede pasar por encima de una reglamentación local que es vigente como la Ley del CEDH.
Y por supuesto que le pregunté sobre esto, lo cuestioné del por qué no se respeta la Ley vigente, pero no tuve una contestación, fueron más evasivas, para Madariaga todos sus problemas son a causa del Periódico Cuarto Poder; del Consejero de la CEDH, Pedro Raúl López Hernández y del Secretario Ejecutivo, Diego Cadenas Gordillo.
Es una verdadera lástima que Florencio Madariaga Granados se aferre a una lucha por legitimarse cuando los problemas al interior de la CEDH son muchos y muy complicados. Y más penoso es que el “experto” abogado no pueda argumentar su propia defensa.
Y utilizando su mismos dichos, le quiero informar al flamante “Doctor” Florencio Madariaga Granados que la Ley del Consejo Estatal de los Derechos Humanos no discrimina, no lo discrimina, según lo que indica la Organización Internacional del Trabajo.
Desde 1962 el gobierno mexicano firmó y aprobó el “Convenio relativo a la Discriminación en Materia de Empleo y Ocupación”, el cual es parte de los acuerdos realizados en Ginebra por el Consejo Administración de la Oficina Internacional del Trabajo en 1958.
En dicho convenio se encuentra estipulado las distinciones que se deben tomar en cuenta para diferir la discriminación en el entorno laboral.
En su Artículo primero, de ese Acuerdo Internacional, numeral 2 dice a la letra: “Las distinciones, exclusiones o preferencias basadas en las calificaciones exigidas para un empleo determinado no serán consideradas como discriminación.”
Ante esta clara afirmación de la OIT y al ser un Acuerdo Internacional firmado por nuestro país, esta disposición se convierte en Ley suprema y vuelve legal y no discriminatoria el que se pida como requisito que los Consejeros de Derechos Humanos sean chiapanecos por nacimiento.
Así que el “Doctor” en derecho, Florencio Madariaga Granados y sus “compinches” Consejeros tendrán que acatar la Ley vigente del CEDH. El Consejero Presidente ya no tiene más argumentos para seguir ocupando ilegalmente la titularidad del Consejo Estatal de los Derechos Humanos, así que se tiene que ir en ipso facto.

El reto
Regresando nuevamente al desayuno, le pregunté a Florencio Madariaga por qué se le acusaba de haber despedido a muchas empleados del CEDH.
El “doctor”, con la prepotencia que le caracteriza, lanzó el reto que se le presentara “tan siquiera” un nombre de esos supuestamente despedidos.
Por lo anterior ahí le va la lista, no de uno, sino de 16: Francisco Lorenzo Dávila Ruíz, Humberto Pérez Matus, Edgar Lara Morales, Adín Sánchez Rodríguez, Fernando Solís Nucamendi, Víctor Manuel Guillén Liévano, Carlos Alberto Nango Molina, Jesús Vázquez Zavala, Carlos Alberto Narváez Sánchez, Sergio Abraham Hernández Torres, Fermín Rodríguez González, Gabriel Meneses Domínguez, Liliana Castillejos Argüello, Gloria Camacho Cendejas, Brenda Natalí González Pérez, Oscar Takeshi López Moreno y Hugo Montalvo Recinos.
Estos son los nombres de ex trabajadores reales, quienes fueron víctimas del autoritarismo de Florencio Madariaga, que ahora dirá que no fueron “despedidos” sino que “renunciaron”. Porque para pretextar el “Doctor” se pinta solo.


Los polis
 
Las autoridades que deben poner el orden son los primeros que ponen el desorden. Desde hace unas semanas observo como los policías de las diversas corporaciones de los gobiernos violentan reiteradamente la ley.
Patrullas que se estacionan en lugares prohibidos, patrullas sin placas, policías sin identificación son de los casos más frecuentes.
Esta práctica, la cual se puede calificar como corrupta, deja a los ciudadanos en estado de indefensión al no saber a ciencia cierta quiénes son las autoridades y quiénes son los delincuentes, ya que su comportamiento es el mismo.
Cómo se puede saber si un retén es policial o de la delincuencia organizada, sí en ambos las patrullas no cuentan con identificación de un número económico de la corporación a la que pertenecen, no cuentan tampoco con placas de circulación y peor aún, los supuestos policías no cuentan con insignias.
Esto está pasando en las principales ciudades de Chiapas y las denuncias de la población no se hacen porque no creen en las instituciones de procuración de justicia y menos en las de seguridad pública, ya que son ellos mismos los que actúan con anomalías.
Así que desde el anonimato, los ciudadanos se manifiestan e indican que las “mordidas” están a la orden del día, hay otros que afirman que los policías “roban” los objetos de valor de los conductores a falta de efectivo.
Y se preguntan dónde denunciar, sí primeramente el titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, Jorge Luis Llaven Abarca es multiseñalado como un torturador y no es bien visto por las Organizaciones No Gubernamentales de Defensa de los Derechos Humanos.
Además, no pueden acudir al Consejo Estatal de los Derechos Humanos ya que la problemática doméstica de esa institución es mayor que las soluciones que le puedan dar a la ciudadanía.
Así que como siempre, los más “jodidos” sigue siendo el pueblo con policías “corruptos” e instituciones ineficientes.

Terminé
Comentarios en:
vinicioportela@gmail.com
vypher55@yahoo.com.mx
Twitter: @VinicioPortela
Blog: vinicioportela.blogspot.mx