jueves, 30 de diciembre de 2010

El “Jefe Dragón” y el “Maestro Nandayapa” dejan legado


En Síntesis…
El “Jefe Dragón” y el “Maestro Nandayapa” dejan legado
[Foto: Internet]
La muerte, para llamarla por su nombre,
es la real finalidad de nuestra vida.
Por ello, es que de unos años a esta parte
he hecho relación con esta
verdadera amiga del hombre.
Amadeus Mozart
Vinicio Portela Hernández
El estado de Chiapas se puso de luto al final del año 2010, dos chiapanecos queridos por su pueblo y admirados por sus logros, partieron a la eternidad para acompañar al arquitecto del universo.
Zeferino Nandayapa Ralda y José Luis Solís Cortés, ilustres chiapanecos se despidieron de esta existencia terrenal el Día de los Santos Inocentes, diciembre del Bicentenario quedará marcado en la historia de Chiapas.

Dragón
Para el Comisario José Luis Solís Cortes sólo tengo buenos recuerdos, pude convivir con él, compartí trabajo, así como el pan y la sal.
Hombre íntegro a cabalidad, recio y con una inteligencia prominente, un caballero en toda la extensión de la palabra, entregado a su vida profesional y empecinado en la seguridad de los ciudadanos.
Con el Dragón se podía conversar a gusto, no le temía a las palabras, hablaba sin titubear ya que era un lector asiduo por lo que su charla era amena y su memoria privilegiada.
Cuando se compartía la mesa con el Comisario Solís Cortés había que estar atento, ya que su ágil mente podía meter en serios aprietos a los comensales con inteligentes guasas, las cuales remataba con una sonrisa, que para muchos no correspondía a un hombre de armas.
La llegada del Dragón a Chiapas fue un acierto de la Administración del gobernador Juan Sabines
Guerrero, la curricular del Comisario era impecable, no sólo en el plano de experiencia laboral, sino en estudios de Seguridad Pública, el cual lo llevó a implementas pruebas de control de confianza, las cuales sanearon las corporaciones policiacas de la entidad en menos de dos años.
Solís Cortés no era de esos funcionarios que se postra tras un escritorio, era operativo, gustaba de estar siempre al pendiente y supervisar personalmente sus órdenes, se mantenía muy cerca de la tropa, a quienes los trataba de iguales.
Pero que mejor que su propia hija, Beatriz, para confirmarlo: “Papá, eres y serás un gran legado, trascenderás en cada uno de nosotros dejando conocimientos, historias, anécdotas que contar y que compartir, una leyenda para todos los que te conocimos, tú eres un dragón vivo; el hombre policía más profesional que este país ha tenido, que honor para los que estuvimos contigo, ejemplo para muchos de valor, de coraje, de entusiasmo por vivir una vida”.
El Dragón dejó muchas generaciones de policías honestos, al servicio de Chiapas y también de México, estos servidores públicos deberán refrendar el legado del Comisario Solís Cortés, como lo dijo Sabines Guerrero en el homenaje póstumo: “Siéntanse muy orgullosos los que estuvieron bajo su mando y que tienen un gran compromiso de seguir su ejemplo porque la última encuesta de seguridad, la que nos mandan a todos los estados, Chiapas ocupó el primer lugar en seguridad, quien se retira, quien se va dejando esas cifras nos deja un gran legado, un gran ejemplo, que en Chiapas pueda disfrutarse una vida tranquila, sin padecer lo que lamentablemente ocurre en otras latitudes de nuestra patria, mucho tuvo que ver sin duda el comisario Solís”.
Uno de los funcionarios que estuvo acompañando a José Luis Solís Cortes en la lucha contra la delincuencia fue el Procurador Raciel López Salazar, quienes desde las instituciones de seguridad pública y de procuración de justicia en el estado, respectivamente, le dieron batalla a las organizaciones delincuenciales, al grado de poner a la entidad entre las más seguras de México.
El abogado de Chiapas así recordó al Dragón “rigiéndose siempre por principios y valores cimentados en la justicia, sus virtudes y pasión natural por el oficio en tareas de seguridad, dejan una profunda huella que quedará en la memoria histórica de un pueblo y mantendremos en el recuerdo por el amigo, buen compañero y colega. En este homenaje póstumo deseamos para el comisario Solís el descanso eterno, para su familia nuestra solidaridad por su dolor que compartimos y nuestro más sentido pésame descanse en paz nuestro querido Dragón”.
Para el que suscribe, el deceso de José Luis Solís Cortés es una gran pérdida para el estado de Chiapas, no sólo por ser un excelente policía, sino por ser un gran chiapaneco, por lo que me despido como la última vez que pude convivir con él: Jefe Dragón, aquí estaremos en uno y en 21 para cualquier 38.

Nandayapa
La trayectoria del Maestro Zeferino Nandayapa Ralda es más que extensa y su muerte desgarra las entrañas de la cultura del estado.
Es un hombre que nació en Chiapa de Corzo, hace más de 79 años, pero su virtuosidad lo llevó hacer ciudadano del mundo y embajador de Chiapas acompañando el canto de las maderas.
El Maestro Nandayapa vivía del arte, no de manera económica, se alimentaba de música de marimba, por ello viajaba por el mundo nutriendo a los países que llegaba con su don, los envolvía de la majestuosidad de la marimba chiapaneca.
Los que disfrutamos de sus interpretaciones pudimos escuchar del Maestro Nandayapa el pasado 28 de noviembre, cuando participó en el “X Festival Internacional de la Marimba”, lo despedimos con aplausos y de pié, como un artista de su clase se merece, en ese entonces el Teatro de la Ciudad “Emilio Rabasa” saludó al virtuoso sin pensar que un mes después tendríamos que homenajearlo en el Parque de la Marimba de Tuxtla Gutiérrez.
Su hijo, Javier Nandayapa, dijo que su padre hizo su sueño realidad, ya que la última presentación pública fue en dicho Festival, en su tierra, en Chiapas.
La escuela del Maestro Zeferino es amplia, todavía recuerdo cuando empezaba por estos tormentosos caminos del periodismo, que me tocó cubrir un evento del Colegio de Bachilleres de Chiapas, en la plaza cívica de sus oficinas centrales se presentaría la marimba Nandayapa.
En esa ocasión, pude escuchar a plenitud la genialidad del Maestro, pero lo que más me sorprendió fue observar su gento de felicidad, su sonrisa amplia, al ver a uno de sus nietos ejecutando de manera magistral “El vuelo del moscardón” de Nikolái Rimski-Kórsakov (conocido comúnmente como el “Vuelo del Abejorro” tema que hizo famosa la serie televisiva “El Avispón Verde”).
En una pequeña marimba, sobre un banco el nieto del Maestro Nandayapa, desafiaba las reglas de la física al golpear la marimba con una rapidez insólita, un niño de apenas unos nueve ó 10 años de edad emocionaba a su abuelo, al tocar el instrumento con mucha concentración y experiencia.
Desde entonces admiré a Zeferino Nandayapa Ralda tanto como un virtuoso marimbista, pero más aún por haber fundado una dinastía de excelentes músicos que tocan con el corazón a su pueblo y respeto a sus raíces.
Pero el maestro Nandayapa no era un improvisado, asistió al Conservatorio Nacional donde se dio a conocer inmediatamente por su facilidad para tocar la marimba, al no haber piano, para mediados de los años 50´s hizo su primer grupo “Maderas Chiapanecas” y en 1958 integró lo que hoy conocemos como “La Marimba Nandayapa”.
Estos dos sucesos lograron llevar al Maestro Zeferino hasta la Orquesta Sinfónica de México y luego a uno de los escenarios de mayor audiencia en aquella época como lo fue la XEW compartiendo micrófonos con el mismo Agustín Lara.
Su virtuosa vida llevó a Nandayapa Ralda a ser considerado un icono chiapaneco que representó a México por todo el mundo con la música de la marimba de Chiapas.
El Maestro Zeferino Nandayapa Ralda no ha muerto, el vibrar de las maderas lo mantendrá vivo en la memoria de los chiapanecos, de los mexicanos y de los músicos del mundo.

La Ñapa
“El tesoro más grande, ser marimbista, tocar la marimba y darlo a conocer en todo el mundo me siento muy orgulloso de ser chiapaneco y llevar la marimba más que nada esta madera que canta para mi, vale oro es mi segunda esposa”. Zeferino Nandayapa Ralda, 1931 – 2010.

Terminé
Comentarios en: vypher55@yahoo.com.mx, vinicioportela@gmail.com,
Twitter: @VinicioPortela o en el blog vinicioportela.blogspot.com