martes, 2 de diciembre de 2014

MVC agradece apoyos de la federación a Chiapas

En Síntesis…
MVC agradece apoyos de 
la federación a Chiapas
Vinicio Portela Hernández
Dos circunstancias particulares podemos destacar de la octava visita realizó a nuestro estado el presidente de la República Enrique Peña Nieto el pasado lunes, lo que va de su administración.
La primera, porque ésta coincide con el inicio de su tercer año de ejercicio constitucional, y la segunda tiene que ver con el decidido respaldo que le reiteró el gobernador Manuel Velasco Coello, sobre todo en lo que se refiere a las acciones que ha emprendido el gobierno federal para apalancar el desarrollo de las entidades de la frontera sur, particularmente en Guerrero, Oaxaca y Chiapas.
Peña Nieto estuvo nuevamente el pasado lunes en territorio estatal, particularmente en el municipio de Cintalapa, lugar a donde realizó la entrega de viviendas a familias de escasos recursos económicos, así como entregó Tarjetas Sin Hambre, becas de educación superior y becas de capacitación, como parte del Programa Prospera, además de inaugurar los centros hospitalarios de Cintalapa y Tonalá, que se suman a la red de espacios para el cuidado de la salud, como el de Tuxtla Gutiérrez y los que están próximos a concluirse en Yajalón, Reforma y Tapachula.
Peña Nieto, que se hizo acompañar de los titulares de la Sedesol, Sedatu y Salud, se refirió ampliamente al Plan de Acción que contiene 10 estrategias relevantes para propiciar el desarrollo, así como para detener las acciones de los grupos delincuenciales que asolan en gran parte del territorio nacional.
En ese contexto, destacan las palabras manifestadas por el gobernador Velasco Coello, en el sentido de que la federación hoy ve a Chiapas “no como la región donde termina nuestro país, sino como la zona donde comienza nuestra Patria”, por lo que le agradeció al mandatario el hecho de hacer planteamientos concretos a favor de Chiapas y de la Frontera Sur del territorio nacional.

Sueños
En estas recientes semanas me han pasado muchas cosas buenas, no me puedo quejar, sigo emprendiendo y con ello he accedido a un mundo de buenas personas que trabajan en asociaciones civiles y en trabajo comunitario todo con miras de ayudar a sus comunidades.
Emprender, no dejarme caer por un “NO” y buscar una solución creativa a los problemas es el mejor enseñanza que me ha generado estar en la talacha de una organización no gubernamental.
De ahí que el mejor aprendizaje proviene de la propia costumbre popular por ello les comparto dos de las fábulas que me han cambiado mi forma de pensar ante los retos de estar trabajando para una AC.

La lechera
Una lechera llevaba en la cabeza un cubo de leche recién ordeñada y caminaba soñando despierta. Pensaba: “Esta leche dará mucha nata, la cual batiré hasta convertirla en una mantequilla que me pagarán muy bien en el mercado. Con el dinero me compraré un canasto de huevos y pronto tendré pollitos. Cuando crezcan los venderé a buen precio, y con el dinero me compraré un vestido nuevo. Me lo pondré el día de la fiesta mayor, y el hijo del molinero querrá bailar conmigo. Pero no voy a decirle que sí a la primera. Esperaré a que me lo pida varias veces y, al principio, le diré que no con la cabeza”. La lechera comenzó a menear la cabeza para decir que no, y entonces el cubo de leche cayó al suelo y la lechera se quedó con nada.
Lección: No esperes a tener para actuar. Muchas veces, los emprendedores “pecan” por soñadores; es decir, se imaginan todo lo que podrán hacer… una vez que tengan dinero, una vez que se posicionen en el mercado, cuando consigan a sus primeros cien clientes, cuando le ganen a la competencia, el día que levanten capital, etcétera. No te dejes caer en estas ilusiones y esperar a que tengas lo que soñaste para actuar. Un verdadero emprendedor sueña, pero tiene los pies en la tierra, y sabe que para lograr lo que siempre ha querido tiene que actuar… ahora.

La zorra y las uvas
Una zorra que tenía mucha hambre, al ver colgando de una parra unos deliciosos racimos de uvas, quiso atraparlos con su boca. Como no pudo alcanzarlos, se alejó diciéndose: ¡Ni me agradan, están tan verdes!
Lección: No culpes a los demás o la situación de lo que no puedes lograr. Éste es un mal muy común en los managers terribles y en los directivos poco efectivos: Culpar a su equipo por la falta de resultados para evitar salir dañado. Lo cierto es que los resultados de tus colaboradores son resultado de tus habilidades directivas; así que acepta tu responsabilidad y convierte esas uvas en tu siguiente meta.
También, esta fábula puede aplicar a los emprendedores que buscan “excusas” y razones de sus fracasos. Si tu negocio no consigue despegar y fracasas, nunca digas que en realidad no te interesaba o que el mercado no estaba preparado o que los inversionistas no cumplieron. Si alcanzas las deliciosas uvas es únicamente porque te esforzaste en hacerlo, invirtiendo tiempo y dinero en tus estrategias; al final, todo dependerá de ti.

Terminé
Comentarios en:
Email: vinicioportela@gmail.com
Twitter: @VinicioPortela
Facebook: Vinicio.portelahernández

Blog: vinicioportela.blogspot.mx