lunes, 2 de julio de 2012

Con la lupa en la contienda 4


En Síntesis…
Con la lupa en la contienda 4

Vinicio Portela Hernández
Todo indica que las tendencias son infranqueables, Enrique Peña Nieto es el virtual ganador de la contienda electoral para Presidente de la República, y en el ámbito estatal, Manuel Velasco Coello se la llevó de todas todas a la gubernatura de Chiapas.
En lo que se ha denominado como la gran “fiesta cívica”, los mexicanos se volcaron a las urnas a ejercer su sufragio, según las cuentas del Instituto Federal Electoral, más de 50 millones de ciudadanos acudieron a las casillas a elegir a sus representantes populares.
Como siempre hubo sus sin sabores, los seguidores fervientes del “endiosado” Andrés Manuel López Obrador desde ya hace unas semanas habían comenzado su proceso de “crucifixión” anticipado y aludían prácticas deshonestas de las autoridades.
Claro que para los “AMLO fans” todo “huele o les apesta” y el fraude ya estaba en proceso, pese a que tenían representación en más del 95 por ciento de las casillas. Es más invitaban a los militantes del PAN para que votaran por el “PG” y así parar el regreso del PRI a la Presidencia.
Pero las incongruencias de los “legionarios” del “amoroso” y del mismo “mesías” son tantas que para su análisis se tendría que hacer un libro completo.
Pero una de estas incongruencias las cometió el mismo Andrés Manuel, incitaba a todos sus seguidores a votar por Él, que no se confiaran, es más, que convencieran a otros cinco y así hacer una gran pirámide de votos. Pero a la mera hora no cumplió y anuló su boleta, ya que ni el mismo votó por Él, sino por el escritor José María Pérez Gay. Que PG-endejo, ¿no creen?.
A esta hora, debe estarse maldiciendo por desaprovechar a tener un voto más. Y hasta el momento no acepta su derrota y dice AMLO que esperará a tener los resultados finales del cómputo.
Luego de que el mismo Consejero Presidente del IFE, Leonardo Valdez Zurita, señalara como ganador en la encuesta de salida a Enrique Peña Nieto, con casi 40 por ciento, Andrés Manuel López Obrador, en conferencia de prensa dijo “si pero no”, o sea, que no desacreditaba la tendencia del IFE pero Él tenía otras cifras. Así que se espera que en las próximas horas los “lloriqueos” característicos de la supuesta “izquierda” mexicana.
En el ámbito estatal, María Elena Orantes López tampoco fue muy clara en decir si aceptaba o no los primeros resultados, tras informarse que Manuel Velasco Coello tenía una tendencia de más del 60 por ciento y ella apenas llegaba a los 20 puntos porcentuales.
También fue enfática al decir que esto no se había acabado y que esperaría hasta el miércoles. Lo que podría no tener sentido, ya que el margen entre El Güero y La Nena es abismal, más del 40 por ciento.
Dos cosas que llamaron la atención, fueron los asuntos de la cantidad de boletas en las casillas especiales y los lápices para la votación federal.
La primera de ellas es para dar risa y al mismo tiempo coraje. Diversos actores políticos, principalmente legisladores federales, recriminaban al IFE de solo haber puesto 750 boletas por casilla electoral y que estas no alcanzaban para nada, ya que había filas hasta de mil personas que querían sufragar.
Pero esto no es culpa del Instituto Federal Electoral, ya que la ley así lo tiene contemplado. Pero si hay a alguien que se el debe reclamar son a los políticos “levanta dedo” y “mama presupuesto” que no se ponen a legislar, los únicos que tienen la culpa del caos en las casillas especiales son los Diputados que no legislan adecuadamente a las necesidades que el país requiere.
El mismo caso fue con los lápices del IFE. Un sin fin de reclamos tuvieron en redes sociales, supuestamente se borraban y también supuestamente esto era parte del “complot” contra López Obrador.
El lápiz verdaderamente no se borraba, ya que no era un grafito, sino una crayola con forro de madera que impedía que esta se quebrara, como casi siempre pasa y se termina con pedacitos para marcar el voto. Así que esto fue otro berrinche chismoso de los “AMLO fans”.
Lo que si se puede tomar como una queja, es que la tinta indeleble de los dos procesos, local y federal, no servía, “ambas dos” se borraban con el solo echo de lavarse las manos.
Creo que si hay algo que presumir como ciudadano en las elecciones es tu pulgar manchado, como que da prestigio, se siente uno como gente que cumple, que participa.
Pero si se borra la tinta indeleble, pues como que te quitan la mitad de tu satisfacción, no se siente lo mismo, pareciera como si no hubieras participado y eso no se vale, que jueguen con los sentimientos democráticos de los ciudadanos.

Terminé
Comentarios en:
Twitter: @VinicioPortela