lunes, 30 de julio de 2012

Se inunda Chiapas pero de pirateria


En Síntesis…
Se inunda Chiapas, pero de piratería
Vinicio Portela Hernández
Solo hay que dar un par de vueltas, caminar por el centro de las principales ciudades del estado, para darse cuenta que los mercados públicos y las calles están completamente inundadas de piratería.
Es una lástima observar que las plazas y parques públicos son usados por vendedores ambulantes para comercializar ilegalmente productos “clonados”, que van desde películas y música, hasta programas computacionales y video juegos de los más sofisticados.
Cualquier persona, ciudadano a pie, puede mencionar dónde se encuentran estos centros de venta. Pero la autoridad responsable, se hace de la “vista gorda” y no acata su responsabilidad como representante de la sociedad.
La Delegación de la Procuraduría General de la República, se ha convertido, en esta última etapa, en un “elefante blanco” que desde el horizonte sur de la ciudad capital, en lo que antes era el “Cocal”, deja que la delincuencia organizada haga de las suyas, mientras sus servidores se dedican a cobrar sus jugosos sueldos federales.
A partir de la llegada a la titularidad de la Delegación Estatal de la PGR, para ser precisos en agosto de 2011, Jorge Luis Llaven Abarca, solo se dedica a ser “nada” y deja aplaciblemente que la Procuraduría General de Justicia del Estado, el Ejército y la Armada, en coordinación con la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, hagan su trabajo. Así de “conchudo”.
La muestra es más que evidente, los mismos números de la Delegación Estatal no dejan mentir. Por ejemplo, según su boletín número DPE/2850/12 da cifras irrisorias de su combate a los delitos que contempla las Leyes de Propiedad Industrial y de Derechos de Autor.
Según el documento oficial, en lo que va del periodo comprendido de enero a junio de 2012, la Delegación Estatal de la PGR a asegurado 17 mil piezas de material apócrifo y todavía tienen el descaro de querer inflar la estadística con más de 13 mil piezas “basura” disfrazadas de “portadillas y estuches”, que de pura “casualidad” son la misma cantidad respectivamente: seis mil 538 unidades.
Lo que representa este número es una broma, comparado con lo que se puede encontrar en los puesto del mercado de Los Ancianos de Tuxtla Gutiérrez.
Hace unos días, tuve la oportunidad de encontrarme al Delgado José Luis Llaven Abarca, aproveché la oportunidad de preguntarle sobre el tema. Titubeante y esquivo, trató de no contestarme y escapar por un rincón.
Desafortunadamente para Él, pude sacarle algunas respuestas. Sin embargo, siempre esquivo, Llaven Abarca me contestó con el mismo pretexto de siempre, que deben esperar a que se les presente las denuncias correspondientes para poder combatir ese delito.
Esta “cantaleta” ya está muy “choteada” por parte de los funcionarios federales. Ya que es bien sabido que las querellas son utilizadas a discrecionalidad de los Representantes Sociales de la Federación y a demás, que deben cumplir con una “cuota” para no caer en sus estadísticas en “semáforo” rojo, lo que constituiría que bajara la eficiencia de la Delegación Estatal, la cual reportan cada mes.
Le pregunte directamente, por qué no se veía el trabajo de la PGR, que en cualquier municipio se podía observar la venta de piratería y la institución no hace nada al respecto. Su respuesta era predecible: “Nosotros esperamos a que nos llegue la denuncia correspondiente y estamos actuando en consecuencia de ellas, todas las denuncias que nos han echo llegar por este delito están siendo atendidas de manera oportuna. Simplemente hacemos los operativos y, obviamente, aseguramos todo lo que tiene que ver con piratería”, aseguró el funcionario.
Al Delegado Estatal de la PGR se le nota que no sabe de la materia. En la entrevista, siempre miró al piso, buscó desesperado una salida y tartamudeaba, es más, pretextó que no se daba informes sobre los aseguramientos de material apócrifo, ya que se encontraban en “veda electoral”, lo que no tiene nada que ver con los asuntos de procuración de justicia.
Y para acabarla de “amolar”, José Luis Llaven, me aseguró de que en los operativos contra la piratería sí había detenidos. Sin embargo, la propia información de su boletín oficial señala otra cosa, ya que no se menciona nada de personas detenidas o tan siquiera presentadas.
O una de dos; la información que presenta la oficina de Comunicación Social no pasa por las manos del Delegado de la PGR y hacen lo que se les “pega la gana”, o Llaven Abarca está mintiendo. Que no sería raro.
Desde su entrada como funcionario público federal, José Luis Llaven Abarca no ha destacado en nada, no ha tenido un aseguramiento importante de drogas, no han tenido una destacada detención, y lo mínimo, no han podido parar el fenómeno delincuencial que representa la comercialización de productos apócrifos, es más, se ha incrementado a tal grado que ya es descarada la venta de “piratería” en toda la entidad. Lo mismo que pasa con los “mini casinos”, delito que está considerados como graves, equiparados con la venta de drogas, y la PGR en Chiapas hace “oídos sordos” para dejar que la delincuencia opere a sus anchas.
Mientras que las instituciones estatales de procuración e impartición de justicia, al igual que las de seguridad pública, se esfuerzan por mantener estándares bajos de inseguridad en Chiapas. La Procuraduría General de la República no hace nada por ayudar a que esta seguridad se mantenga en los delitos que concierne al plano federal. La pregunta sería: ¿hasta cuándo van a aguantar a funcionarios “baquetones” que solo ponen en peligro la seguridad de un pueblo?.
Ya que si de buscar respuestas estamos, la única que se puede aplicar a la lógica del refrán popular, “piensa mal y acertarás”, pues es que el negocio del “no veo, no escucho y no hablo” le está rindiendo grandes frutos al Delegado y estas mafias de la piratería y de los “tragamonedas” estaría hinchando las cuentas bancarias del multicitado funcionario federal. Sí esto no es cierto, pues las cifras dicen los contrario, hay pocos aseguramientos, no hay detenidos y sí muchos puestos de venta de piratería y mini casinos. ¿O para dónde se va tantos “quinquirrines”?.

Legisladores
Un grupo de Legisladores de la República de El Salvador visitaron tierras chiapanecas con el fin de seguir trabajando con el Gobierno del Estado a favor de los migrantes centroamericanos, que a diario recorren la entidad en búsqueda del sueño americano.
Para los parlamentarios, la labor emprendida por el mandatario Juan Sabines Guerrero es destacada en la protección de los migrantes, lo que permite tener menos abusos y mayor protección.
Eduardo Cálix, Jefe de Protocolo y Asesor de la Asamblea Legislativa de El Salvador, señaló que “nosotros lo que tenemos que hacer como autoridades es administrar de mejor manera el fenómeno para que hayan cada vez menos abusos. Ahí es donde Chiapas ha dicho presente y ha venido entendiendo muy bien que la política hacia el migrante debe ser humanizante y así es como nosotros también hemos venido a agradecerle y reconocerle que cada vez más, los chiapanecos tienen la sensibilidad muy pormenorizada para el tratamiento del migrante indocumentado.”
Lo que reafirmó la Diputada centroamericana Alejandrina Castro, comentó que: “realmente estamos muy complacidos por este trabajo que se está realizando a favor de todos los migrantes, especialmente centroamericanos en nuestro caso como salvadoreños. Hemos llevado una grata sorpresa en constatar de primera mano, porque tuvimos la visita hacia los migrantes. Tuvimos la oportunidad de platicar con muchos de ellos quienes nos comentaban sobre las condiciones en que los atendían y realmente ha sido una gran diferencia.”
Los parlamentarios tuvieron la oportunidad de supervisar el trabajo que realiza el Gobierno del Estado, por lo que se sintieron ampliamente complacidos con esa labor.

Terminé
Comentarios en:
Twitter: @VinicioPortela