martes, 19 de junio de 2012

Se actúa contra defraudadores


En Síntesis…
Se actúa contra defraudadores
Vinicio Portela Hernández
La comercialización de terrenos es una práctica que se viene incrementando en nuestro estado. Lotes de dudosa procedencia son vendidos sin la más mínima regulación por parte de las autoridades municipales, por lo que constituye un negocio con muchos dividendos.
La delincuencia, ha aprovechado la pasividad de las alcaldías para realizar negocios “sucios”, donde familias completas son despojadas de su patrimonio por confiar en personas sin escrúpulos que venden terrenos que no son suyos o que están invadidos.
Ante esta alta incidencia en delitos en contra de la seguridad en la adquisición de inmuebles, el Ayuntamiento de Tuxtla Gutiérrez implementó el programa “No Compres Riesgos”, con el fin de advertir a la ciudadanía sobre el estatus legal de los predios, con lo que podrán prevenir un posible fraude.
Lo interesante de esta propuesta, es que la alcaldía capitalina buscó alianzas con distintas organizaciones que son expertas en la materia, como el Colegio de Arquitectos, el de Ingenieros Civiles y sus pares del Siglo XXI, el de Ingenieros Geólogos y Geofísicos, la Asociación Tierra Verde, a demás de involucrar a los que ya están trabajando con ellos, el Consejo Consultivo Ciudadano y  el Instituto Ciudadano de Planeación Municipal.
Este cuerpo de “peritos”, puede informar a cabalidad y de manera expedita la confiabilidad de la compra de un terreno, pero al igual, asesora si es viable la construcción de una vivienda o negocio, si es un predio ejidal o en su caso, si está dentro de una zona natural protegida.
Este proyecto está rindiendo sus primeros frutos en el ámbito legal, ya que gracias a las denuncias ciudadanas y la investigación de Obras Públicas Municipales, en conjunto con la Secretaría de Seguridad Pública y la Fiscalía Metropolitana de la Procuraduría General de Justicia del Estado, fue detenido un probable defraudador, de nombre Jonathan Daniel Jiménez Vázquez de 26 años de edad, quien vendía lotes de dudosa procedencia, desde un vehículo en la ciudad capital.
Esta persona será investigada por parte del Ministerio Público del Estado por el delito en contra de la seguridad en la adquisición de inmuebles y en el ejercicio de derechos reales sobre los mismos y  los demás que resulten.
Por lo anterior, si usted ha sido víctima de estos vivales, puede hacercarse al Ayuntamiento de Tuxtla Gutiérrez, para que el personal del Programa “No Compres Riesgos” los asesore legalmente.
Este ejemplo, lo debería tomar muy en cuenta el municipio de Berriozabal, donde diariamente el cacique Marco Antonio Gómez Pérez y su agupación delincuencial, Organización Campesina San Andrés, mejor conocida como ORCASA, se encuentra vendiendo terrenos invadidos sin que la Alcaldía mueva un “pelo”.
Lo que lleva a deducir, que el Presidente Municipal, Roberto Castañón Gutiérrez o le tiemblan las “corvas” para aplicar la ley o es cooparticipe del fraude y su “jefecito” es Gómez Pérez.

Topes
Si hay algo que perjudica a los automovilistas y principalmente a una ciudad turística como San Cristóbal de las Casas, es el instalar indiscriminadamente topes en las vías públicas.
El poner estas “casi bardas” por las calles y avenidas da muy mala imagen urbana, a parte de ser perjudicial para la fluidez de los vehículos que transitan por estas zonas.
Es por ello, que la Alcaldía que encabeza la Presidenta Municipal de “Valle de Jovel”, Victoria Flores Pérez, se pusieron las “pilas” para estar pendiente de estas obras y a través de su Dirección de Planeación y Desarrollo Urbano, están haciendo recorridos de evaluación para certificar que cualquier construcción tenga permiso del Ayuntamiento.
Y es que hace unos días, ciudadanos del Barrio de San Ramón, con el pretexto de estar realizando una “obra solidaria” pretendían instalar cuatro topes en una cuadra de la calle Doctor Manuel Velasco Suárez, lo que es toda una exageración.
Al respecto Juan Gabriel Entzín López, Director de Planeación, notificó al responsable de dicha construcción que debería quitar dichos reductores de velocidad, ya que no contaban con los permisos correspondientes, a demás de no tener el estudio de factibilidad de la Dirección de Tránsito Municipal.
Afortunadamente, estos no serán instalados, lo que beneficiará la vialidad en ese popular barrio.

Terminé
Comentarios en:
Twitter: @VinicioPortela