lunes, 11 de junio de 2012

La nueva sociedad de la información

En Síntesis…
La nueva sociedad de la información
Vinicio Portela Hernández
Solo hace falta tres domingos para que las campañas se enfrenten a la encuesta de encuestas.
La elección del uno de julio se acerca vertiginosamente y hoy más que nunca, los ciudadanos que cuentan con credencial para votar vigente, están muy atentos al actuar de sus candidatos, sean en el ámbito federal o local.
Este frenesí, de tener información de los "suspirantes" a puestos de elección popular, no proviene de una causa fortuita, menos de la espontaneidad de la sociedad, se debe principalmente al fácil acceso a los medios de comunicación que brindan las nuevas tecnologías.
El caso más concreto y significativo, lo pueden dar la campaña presidencial. Enrique Peña Nieto, Andrés Manuel López Obrador, Josefina Vázquez Mota y Gabriel Quadri, ya son nombres conocidos entre los votantes. Los ciudadanos en su gran mayoría saben muchas más cosas de estos candidatos, de los que se podía saber hace seis años de los contendientes de ese entonces, ya ni mencionar hace 12 años.
Esta hambre de información conlleva también buscar fuentes confiables y en consecuencia la exigencia de que los medios se democraticen, teniendo como premisa la objetividad y la equidad para cada candidato y partidos políticos.
Este ejercicio democrático es el primer esfuerzo social por participar activamente en las elecciones, y es que ahora, los ciudadanos han cambiado significativamente el actuar de las campañas, su voz es escuchada “a fuerza” y no puede ser ignorada como se hacía en antaño.
Ya no más una sociedad que era utilizada como maquiladora de votos y alfiles para mítines y marchas, eso esta quedando en el pasado. Ya hay una nueva política participativa.
Los partidos políticos ya se dieron cuenta, los políticos ortodoxos también, los ciudadaos no lo tiene concientemente, pero su evolución de la praxis política de las nuevas tecnologías de la comunicación ha dado un vuelco a la sociedad que ya no se deja engañar y menos manipular. La información de nueva cuenta cambia las viejas prácticas.

Z
El Partido de la Revolución Democrática de nueva cuenta puso como candidato al Senado a Zoé Robledo Aburto, una de las únicas cartas fuertes que tiene el Sol Azteca para llegar a obtener un resultado favorable para la legislación federal.
Zoé fue ratificado por la Coalición del Movimiento Progresista como candidato a la Primera Fórmula por el Principio de Mayoría Relativa, el cual ya había sido impugnado por Rutilio Escandón Cadena y Rafael Jiménez Arachar y revocada por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.
Aún cuando estos dos personajes “querendones” por la búsqueda de la curul, no tienen ninguna oportunidad de ganar la elección, en primer lugar, a “don Ruti” la ciudadanía ya conoce sus “mañas”, él ya ocupó ese espacio y se estuvo haciendo “pijiji” seis años, cobrando sus muy buenos “quinquirrines” y quiere repetir para seguir comiendo con “manteca”. A “Rafita” la neta nadie lo conoce, quien sabe quién le dijo que se metiera como candidato, ya que su vida política la ha pasado a obscuras y ni su caricatura de “coco lizo” pegó como para que obtenga mil votos.
En cambio, Zoé Robledo tiene sus propios antecedentes, realizó un trabajo destacado desde la Presidencia de la Mesa Directiva del Congreso del Estado, haciendo una muy buena mancuerna con otro joven político, el panista Juan Aquino Calvo.
Robledo Aburto, ha demostrado que tiene tablas para encontrar acuerdos y hacer alianzan, que en honor a la verdad mucha falta le hacen al Partido de la Revolución Democrática, que por más que quieren todos sus “tiros le salen por la culata”.
Zoé, como un candidato externo haría el balance entre las diferentes “tribus” del perredismo, además de poder platicar con sectores del PT y del Movimiento Ciudadano, a fin de ser un Senador que se preocupe por las “izquierdas” sin tener “riendas” más que la de los habitantes de Chiapas.
Robledo será de los pocos candidatos con una credibilidad propia, no prestada y con una amplia posibilidad de rescatar algún espacio para el “Movimiento Progresista” que en este momento se podría ir en blanco en las Senadurías.

Terminé
Comentarios en:
Twitter: @VinicioPortela