jueves, 11 de noviembre de 2010

Un fraude electoral la planilla única para San Juan Chamula

En Síntesis…
Un fraude electoral la planilla única para San Juan Chamula
[foto: Internet]
Vinicio Portela Hernández
El pasado nueve de noviembre de manera ilegal y pasándose por el arco del triunfo al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, la Secretaría General de Gobierno realizó indebidamente un acuerdo entre los partidos políticos para que se realizara una Planilla Única y así llevar a Dagoberto Gómez Hernández a la alcandía de San Juan Chamula.
Pese a que la Sala Regional con sede en Xalapa encontró pruebas fehacientes de que se había cometido diversas irregularidades en el proceso electoral en ese municipio indígena y por ello invalidó la elección, al gobierno encabezado por Juan Sabines Guerrero, le valió un cacahuate e impuso nuevamente al candidato priísta repartiendo el Ayuntamiento como si fuera un botín.
El descaro fue tal, que hasta la oficina de Noé Castañón sacó un comunicado de prensa e intenta maquillar el fraude electoral, fraguado desde la Secretaría General de Gobierno, como un acuerdo de civilidad, cuando las anomalías en la votación Chamula fueron conocidas por la ciudadanía y denunciadas por la Coalición Unidad Por Chiapas.
Ahora y con la magia característica de Sabineslandia, los institutos políticos se abrazan alrededor de la gobernabilidad y pactan fraudulentamente qué tajo del pastel de “posh” le corresponden a cada una de las partes.
Pero el descaro llega a planos aberrantes, ya que en el mismo boletín de prensa menciona lo siguiente: “… en un acto inédito, de gran civilidad política y democrática, los ocho partidos con registro en el estado, a instancia del Gobernador Juan Sabines Guerrero, convinieron, en el más amplio espacio de libertad y decisión democrática, conformar una coalición sin precedentes en la democracia moderna, que postule a los mismos candidatos en una planilla única, para renovar al ayuntamiento constitucional del municipio de Chamula; de modo que la jornada electoral se convierta en una fiesta cívica de elección y resultados conocidos de antemano.”
El párrafo anterior resalta el valor democrático, por tres ocasiones, siendo ésto una burla ya que es impuesto ilegalmente un presidente municipal sin una elección demócrata y contraviniendo una orden del TEPJF, regalándoleal PRI una alcaldía desde un escritorio del Palacio de Gobierno, eso sí que no tiene precedentes, pero tampoco tiene vergüenza. ¿Cuál fiesta cívica de elección? sí se trata de una simulación confirmada “con resultados conocidos de antemano.
Y el plus de este pacto mafioso, es que lo insta el mismo Gobernador Sabines, valiéndose de su jerarquía política por lo que representa un delito electoral que está tipificado en el Código Penal del Estado y que a continuación reproduzco:
Capítulo VI
Delitos Electorales Cometidos por Servidores Públicos
Artículo 487.- Se impondrá prisión de uno a nueve años y multa de cuarenta a cuatrocientos días de salario mínimo al servidor público que:
I.- Obligue o induzca a sus subordinados haciendo uso de su autoridad o jerarquía, a abstenerse o a emitir su voto a favor de un precandidato, candidato, partido político o coalición;
Artículo 489.- Al servidor público que por sí mismo o a través de sus subordinados distraiga de su objeto, dinero, valores, fondos, bienes, servicios, o cualquier otra cosa perteneciente al Municipio, Estado o Federación que tenga a su disposición en virtud de su empleo, cargo o comisión en apoyo de un precandidato, candidato, partido político o coalición. (Termina sita textual).
A todas luces el gobierno del Estado, a través de la Secretaría General de Gobierno apoya al candidato del Partido Revolucionario Institucional, Dagoberto Gómez Hernández, aún cuando incurrió en prácticas desleales en la elección pasada.
Sabines está utilizando su puesto como Ejecutivo para que los habitantes de San Juan Chamula voten por el candidato único, sin dejarles otra opción a los ciudadanos que fueron víctimas de un fraude y ahora se conformarán con sufragar en una elección prefabricada por el gobierno estatal.
Pero esto no queda ahí, los firmantes de este fraude gubernamental, los partidos políticos también incurren en una violación al Código Penal del Estado en su Artículo 485: “Se impondrá prisión de dos a seis años y multa de sesenta a trescientos días de salario mínimo al funcionario partidista o a los organizadores de actos de precampaña, campaña, que aprovechen ilícitamente en favor de precandidato, candidato, partido político o coalición, dinero, valores, fondos, bienes, servicios pertenecientes al Municipio, Estado o Federación.”
Ya que al utilizar la mediación del Gobierno Estatal a favor del candidato Dagoberto Gómez Hernández y firmar un acuerdo de supuesta democracia violentan la anterior disposición utilizando ilegalmente los servicios del estado que está metiendo las manos en un proceso electoral en curso de manera ilícita.
En el mismo comunicado de prensa, la Secretaría General de Gobierno informa que la boleta electoral a utilizarse en las elecciones extraordinarias de San Juan Chamula llevarán un solo emblema con los ocho logotipos de los partidos políticos.
Si esto ocurre, el Instituto de Elecciones y Participación Ciudadana avalará el fraude, convirtiéndose en un cómplice del gobierno estatal ya que olvidaría el fin primario de esa representatividad ciudadana que es el “poder de elegir libremente”, por lo que estaría interponiéndose en proceso de selección y favoreciendo a un solo candidato, incurriendo en un delito electoral como marca el Código Penal del Estado:
Capítulo III
Delitos Electorales Cometidos por Funcionarios Electorales
Artículo 483.- Se impondrá prisión de dos a seis años y multa de hasta ciento cincuenta días de salario mínimo al funcionario electoral que:
I.- Se abstenga de cumplir, sin causa plenamente justificada con las obligaciones propias de su cargo, en perjuicio del proceso electoral;
II.- Obstruya el desarrollo normal de la votación sin mediar causa justificada
El supuesto “ejemplo de congruencia, unidad y concertación civilizada” no es más que un acto antidemocrático del modelo autoritario del gobierno del Virrey Sabines, que si se llega a concretar podría tener secuelas al grado de que en el 2011 podría haber un sólo candidato en todos los puestos de elección popular, en planillas únicas, en boletas con un solo logotipo, contando también la gubernatura.
Terminé
Comentarios en: vypher55@yahoo.com.mx, vinicioportela@gmail.com,
twitter @VinicioPortela o en el blog vinicioportela.blogspot.com