miércoles, 3 de octubre de 2012

Las fichitas en el ISSSTE


En Síntesis…
Las fichitas en el ISSSTE
Vinicio Portela Hernández
Desde este mismo espacio he dado cuenta de las irregularidades que están pasando al interior de la Delegación Estatal del ISSSTE, el cual dirige, desde una de las mesas del botanero “El Pelucas”, Félix Mendoza Acuña, que ahora es exhibido por tener como colaboradores a un par de delincuentes que se acreditan estudios que no tienen.
Luego de mis anteriores análisis sobre el comportamiento fuera de la ley de los funcionarios públicos de esa institución de seguridad social, a mi cuenta de correo llegó información donde me aseguraban que Rodolfo Ruiz Mora, Jefe de la Unidad de Atención al Derechohabiente y Comunicación Social, y Marco Antonio González Aquino, Subdelegado Administrativo, se ostentan ilegalmente con títulos universitarios, esto avalado y comprobado documentalmente.
Los ciudadanos, que en este momento me reservaré sus nombres, investigaron a través del IFAI la documentación de estos personajes la cual me hicieron llegar y luego de que comprobé su autenticidad, se las comparto.
Primeramente, Marco Antonio González Aquino, Subdelegado de Administración de la Delegación Estatal del ISSSTE en Chiapas, acredita haber estudiado en el Instituto Tecnológico de Tuxtla Gutiérrez y presenta un Título de Ingeniero en Electrónica, a demás de una Cédula Profesional con número 2717210.
Este Subdelegado, conocido al interior de su oficina como “El Juanito”, salió “vivillo”, pues dicha Cédula Profesional resulta ser apócrifa, ya que pertenece realmente a José de Jesús Torres Avelar, quien estudió en la Universidad de Guadalajara la licenciatura en Contaduría Pública y según los datos recabados, es empleado de la empresa Honda en el estado de Jalisco.
Y aquí no termina esto, González Aquino tampoco estudió en el Instituto Tecnológico de Tuxtla Gutiérrez como lo quiere hacer creer con su Título, ya que la misma Dirección Académica del ITTG niega que exista registro de este funcionario como egresado de dicha institución de educación superior. Por lo que ejerce ese puesto público con tan sólo la preparatoria y eso también está como para ser comprobado.
En el caso de Rodolfo Ruiz Mora, Jefe de la Dirección de Atención al Derechohabiente y Comunicación Social de la Delegación Estatal del ISSSTE, es aún peor, ya que se acredita profesionalmente como Licenciado y Profesor, pero de estos dos no se pudo hallar documentación que lo pruebe que son verdaderos sus estudios superiores.
Además de haber sido verificados que no existe a su nombre ningún carreta profesional que haya cursado en el Registro Nacional de Profesiones, que es la instancia a la cual acuden las empresas públicas y privadas para cotejar la documentación que se le presenta al contratar a algunas personas.
Esta omisión premeditada del Delegado del ISSSTE, Félix Mendoza Acuña, para servir de “tapadera” a sus subordinados y no cumplir con lo que estipula el Reglamento Interno de esa institución, que menciona que todos los Funcionarios de categoría de mando medio y superior tendrán que ser Titulado y con Cédula Profesional.
Pero lo más grave del asunto, es que este “trío” también violentan la Ley federal y su comportamiento encuadra en los delitos de Falsificación de Documentos Oficiales, Usurpación de Funciones Públicas, Inconsistencia de Nombramientos y Nulidad de lo Actuado.
Por ser una institución del ámbito federal, la Procuraduría General de la República deberá iniciar las indagatorias correspondientes, ya que los delitos de servidores públicos son considerados como graves.
Y esto se le debe sumar a que el Subdelegado Administrativo también está cobrando “diezmos” a los proveedores del ISSSTE, de lo cual también di cuanta en esta "Síntesis" y que con “pelos y señales” di puntual seguimiento a este fraude cometido por el del mote de "Juanito" y que hasta el momento el Delegado Estatal del ISSSTE hace que la "Virgen le habla", pero como no, si también se está llenando de "quinquirrines" las cuentas de banco.
El ISSSTE está convertido literalmente en un "nido de ratas" donde Félix Mendoza Acuña está amasado una fortuna a costa de los recursos que deben ir directamente a los derechohabientes.
La pregunta del millón sería: ¿cuándo las autoridades van a llevar a cuestas a esta banda delincuencial que se esconde en las siglas del ISSSTE?.

Terminé
Comentarios en:
Twitter: @VinicioPortela