martes, 11 de septiembre de 2012

Lo morenito de AMLO


En Síntesis…
Lo “morenito” de AMLO
Vinicio Portela Hernández
La patología por el poder que Andrés Manuel López Obrador tiene implantada en su ADN, está llegando a planos de "necesito un manicomio por favor".
Su incongruencia y la falta de una visión realista de la situación política-electoral en la que se sitúa, puede tener un diagnóstico de bipolaridad.
Polaridad 1. El domingo pasado, AMLO y sus "PGfans" se reunieron en el Zócalo del Distrito Federal. Ahí el “Mesías” elevó la voz e informó a sus discípulos diciendo: “En lo que a mí corresponde, en esta nueva etapa de mi vida voy a dedicar toda mi imaginación y trabajo a la causa de la transformación de México. Lo haré desde el espacio que representa Morena. Por esta razón me separaré de los partidos del Movimiento Progresista”. O sea, que se va del PRD, PT y Movimiento Ciudadano.
Esta separación, supuestamente muy amistosa, se debe a que los partidos políticos no le pueden hacer "fuchi" a las leyes y pese a que no están muy de acuerdo con la decisión del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, de otorgarle el "gane" al "copetón" Enrique Peña Nieto, pues como lo marca la legislación vigente, tienen que "apoquinar", pues no hay nada ya que cambie esa decisión.
Pero al "Todopoderoso", al parecer, no le gustó nada que los partidos de Movimiento Progresista se quedaran callados y que abiertamente desconocieran al Presidente Electo de México, e hizo uno de sus clásicos "berrinches" y por ello ahora se le ocurrió hacer otro partido.
Pero a AMLO ya se le olvidó quiénes fueron los que lo apoyaron, quiénes entregaron sangre y sudor para que cumpliera su “capricho” por ser en dos ocasiones el candidato de las "izquierdas" a la Presidencia de la República. Se olvidó que el Partido del Trabajo, Movimiento Ciudadano y principalmente el "Sol Azteca” es donde verdaderamente se encuentra su militancia, la gente que lo apoya.
Y también se le olvidó muy rápidamente, que estos partidos fueron los que lo mantuvieron, le dieron un sueldo de “Presidente Legitimo” y auspiciaron sus giras proselitistas en toda la República.
Con lo anterior, quedó plenamente demostrado, con esta acción unilateral, que Andrés Manuel sólo utilizó al Movimiento Progresista para sus propios intereses y además de cubrir su necesidad de adulación y aplausos.
Hoy AMLO quiere hacer del Movimiento de Regeneración Nacional un nuevo partido político, con el lema “Lo nuestro es cuestión de dignidad", según algunos politicólogos de izquierda, era una transición lógica.
Pero resuelta verdaderamente extraño que, un día antes del anuncio, algunos "PGfans" pedían, casi exigían, al PRD dar su estructura política electoral y hasta ceder su infraestructura y registro a favor de la Morena de López Obrador. Pero los perredistas le dieron un rotundo no a esa osada propuesta.
Ahora el "Mesías"deja al Movimiento Progresista y el disgusto del PRD se dejó sentir en el Zócalo, pues ningún dirigente y menos el Jefe de Gobierno capitalino, Marcelo Ebrad, asistió a la reunión informativa. Por lo que la ruptura está dada, AMLO está solo.
Este divorcio político está sirve para que el "PG" haga el trabajo sucio al PRI y al PAN, ya que “sin querer queriendo” esta decisión fracturará a las "izquierdas" y las va a debilitar, aún más de lo que están.
López Obrador quiere llevar toda el agua a su molino, llamado Morena, y no le va importar quitarles a los partidos que integran el Movimiento Progresista los casi 16 millones de votantes que tuvo a favor en esta elección. De hacerlo así, la izquierda quedaría plenamente representada por el partido del “PG” y los demás desaparecerían.
Polaridad 2. Andrés Manuel López Obrador ahora le quiere jugar al "pendejo". Por años, se ha dedicado a atacar a las instituciones del Estado mexicano. De corruptas y rateras no las ha bajado.
No cree en el Instituto Federal Electoral, no cree en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, no cree en las leyes en la materia y  principalmente, no cree ni en los propios partidos políticos, como quedó demostrado con su renuncia al Movimiento Progresista.
Pero pese a todo ello, su incongruencia enfermiza hace que termine en búsqueda de crear un partido político, el cual se debe regir en las normas legales que Él mismo critica y tendrá que vivir con las prerrogativas que le marcan dicha ley. Porque después de obtener su registro no podrá salir con su frase: "¡al diablo con sus instituciones!".
Y es que el tabasqueño se quedará sin mecenas, por lo consiguiente sin salario y gastos de representación que le permitieron vivir por mucho tiempo, dice Él, de manera sencilla, pero su "junior" al parecer no estaba enterado, pues tiene la capacidad económica de viajar por el mundo y convivir con la alta sociedad mexicana, con todos sus gustos y gastos.
Andrés Manuel López Beltrán es un niño "fresa" que puede viajar en yate y convivir con la "crema y nata" de la socialité. Y no le molesta vestir de manera “oligárquica” con tenis Louis Vuitton de 870 dólares y tomarse fotos en antros de Nueva York con chicas que parecen modelos.
Ese comportamiento sólo en la mente de AMLO puede ser sencillo. La opulencia que demuestra su “junior” es contraria completamente a sus críticas a la “oligarquía”.
Pero con su nuevo partido, el "PG" se puede convertir en la nueva "Mayestra" Elba Esther Gordillo, donde podrá hacer lo que se le pegue la gana con su "partiducho" y tendrá acceso a un montón de recursos económicos, que aunque públicos le pueden sostener la vida de opulencia de su "hijito".
La bipolaridad de AMLOpuede tener muchas más vertientes, pero ahora estas son las que resaltan. Un líder que no se le puede negar que tiene una gran convocatoria, pero también, tiene una gran incongruencia en sus actos.

Recortes
Por la mañana del martes (10 de septiembre), tuve la oportunidad de ver a un grupo de policías municipales deteniendo a cuatro muchachitos que traían uniforme del Cobach 35 y del CBTis 144. Más de seis elementos en motocicleta los tenían arrinconados sobre una pared de una casa. Luego llegó una patrulla, camioneta “pick-up” tipo Estaquita, donde subieron a los jóvenes esposados. Esta acción de esposarlos me pareció violatoria a los Derechos Humanos de los estudiantes. No sé por que la autoridad municipal los detuvo. Pero la legislación vigente todavía protege a los menores de edad, que en primer lugar no cometen delitos, sino infracciones. Y en segundo lugar, es excesivo que los policías esposen a los muchachos cuando ya están sometidos. Desafortunadamente, no pude tomar más datos de este evento por ir manejando, pero que me pareció un exceso por parte de los uniformados. Ojalá que las capacitaciones en materia de DDHH para los cuerpos de seguridad municipal se estén dando, sino sería otro tache para la Secretaria de Seguridad Pública Municipal, Gabriela Zepada Soto.

Terminé
Comentarios en:
Twitter: @VinicioPortela